promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Mie

13

Dic

2017

EL AYUNTAMIENTO RECURRE AL ESTADO PARA RESTAURAR LA TORRE DE DON FABRIQUE PDF Imprimir E-mail

DIARIO DE SEVILLA / 30/11/2017

JUAN PAREJO

Ayuda del Estado para restaurar la Torre de Don Fadrique. El Ayuntamiento continúa dando pasos en la rehabilitación integral del convento de Santa Clara, en la que desde el año 2002, cuando fue entregado por el Arzobispado al Consistorio, se ha invertido ya una cantidad superior a los ocho millones de euros. El delegado de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo, Antonio Muñoz, durante la presentación este miércoles de la restauración del refectorio alto y diversas zonas del ala sur y suroeste del claustro, anunció una próxima intervención en la Torre de Don Fadrique, sus jardines aledaños y la portada del colegio Maese Rodrigo, que conecta el compás de entrada del antiguo cenobio con estos jardines. El proyecto es de un millón de euros y el Ayuntamiento quiere que el 50% corra con cargo al 1,5% Cultural del Ministerio de Fomento.

Aunque en los últimos años se han organizado algunos espectáculos culturales en los jardines de la Torre de Don Fadrique, su estado de conservación no es el más idóneo, por lo que no se puede subir a la construcción gótica. Para incorporarla como un atractivo más al convento, el Ayuntamiento ha enviado el proyecto de rehabilitación al Ministerio de Fomento, que ha solicitado una información adicional para colaborar mediante el programa del 1,5% Cultural. "Esperamos una respuesta afirmativa", indicó Muñoz. El Gobierno y el Ayuntamiento sufragarían el millón de euros que costaría la obra a partes iguales.

La rehabilitación incluirá también los jardines aledaños y la fantástica portada del colegio Maese Rodrigo, germen de la Universidad de Sevilla que se alzaba en la Puerta de Jerez. Además, Muñoz anunció otro proyecto, con cargo a las arcas municipales, para intervenir en el compás de la iglesia. Esta zona, que se encuentra en muy mal estado, es el acceso natural al cenobio por la calle Santa Clara. Los trabajos en el compás consistirán en solucionar las patologías en las edificaciones colindantes de la calle Hombre de Piedra número 18 y en la calle Santa Clara, por el deterioro de los espacios libres y de algunos restos de edificaciones del sector suroeste, además de trabajos de conservación y mantenimiento en las crujías oeste del compás y también en edificaciones y espacios libres cercanos al antiguo claustro de las novicias. Esta actuación podría servir en un futuro para que esta zona incorporarse también a la visita turística y cultural. Actualmente el compás se encuentra cubierto de hierbas y arbustos.

La inversión en esta obra será de 142.000 euros. También para el año que viene se acometerá una intervención de urgencia en el ala oeste del claustro, que ha tenido que ser apuntalado al surgir fisuras en algunas de las vigas de madera.

Mientras estos proyectos se acometen el próximo año, Muñoz dio a conocer el resultado de otra intervención finalizada hace pocos días. Estos trabajos en el ala sur del claustro alto y las dependencias del suroeste del claustro de Santa Clara, han sacado a la luz importantes vestigios del palacio del infante don Fadrique, una construcción mudéjar de la segunda mitad del siglo XIII. La finalización de la obra coincide con la próxima inauguración en Santa Clara de una de las grandes exposiciones del Año Murillo. De hecho, el refectorio alto se ha transformado en una gran sala de exposiciones, mientras que las dependencias en la planta baja acogerán una tienda en la que se podrán adquirir diversos artículos relacionados con esta importante celebración. "Podemos decir con rotundidad que Santa Clara se ha convertido en un foco cultural de primer orden", expuso Muñoz.

 

Antonio Muñoz con Isabel Ojeda y Victoria Bravo en el refectorio alto, que se ha rehabilitado.Antonio Muñoz con Isabel Ojeda y Victoria Bravo en el refectorio alto, que se ha rehabilitado.
Antonio Muñoz con Isabel Ojeda y Victoria Bravo en el refectorio alto, que se ha rehabilitado. / JOSÉ ÁNGEL GARCÍA
Las obras ahora culminadas comenzaron a finales de 2014, aunque en el transcurso de las mismas salieron a la luz unos hallazgos arqueológicos correspondientes al antiguo palacio de Don Fadrique, origen del convento de Santa Clara, que han permitido profundizar en el conocimiento de esta construcción civil del siglo XIII que quedó posteriormente enmascarado dentro de las dependencias del convento. Los restos son coetáneos al Real Alcázar y constituyen uno de los mejores ejemplos de la arquitectura mudéjar. Entre los restos encontrados destaca la gran portada que daba acceso a la qubba sur o antesala del antiguo palacio, decorada en su parte superior con tres pequeñas ventanas que se intercalan con paños de yesería que se conservan en parte.

Para incorporar estos importantes restos al edificio, conscientes de que ello contribuiría a potenciar el elevado valor patrimonial del mismo, el proyecto original de obras fue modificado y su presupuesto aumentado en 67.647 euros para así acoger los trabajos necesarios. La cantidad finalmente invertida por el Ayuntamiento en esta nueva fase de rehabilitación de Santa Clara ha ascendido a 770.000 euros. Carmen Hernández, técnico de la Gerencia de Urbanismo, explicó que no dudaron en realizar este cambio en el proyecto para integrar todos los restos hallados: "Sirven para resaltar la historia del edificio. Las monjas a lo largo de los años fueron transformando las estancias preexistentes para dar forma al convento". Hernández añadió que en un futuro las estancias de la planta baja que ahora acogerán una tienda podrían transformarse en "centro de interpretación" del edificio, para que todos los visitantes sean conscientes de su valor.

Por su parte, el arqueólogo Pablo Oliva, que ha dirigido la investigación, aseguró que los restos encontrados refuerzan las tesis iniciales y sirven para apuntalar la cronología del edificio, además de para saber cómo era la decoración: "Desde 2002 ya teníamos conocimiento de esto. Lo más importante es que el origen del convento es un palacio civil de la segunda mitad del siglo XIII que sería residencia de Don Fadrique, aunque estaba muy enmascarado". El arqueólogo destacó que los restos del palacio y la torre de Don Fadrique no guardan relación alguna. "La torre es gótica y el palacio mudéjar. La primera estaba aislada en la zona de las huertas". El arqueólogo no dudó en calificar el palacio como "el edificio civil más antiguo de Sevilla que queda en pie junta al Alcázar".

 
Informacion