promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Mie

17

Ene

2018

INFRINGIR EN SEVILLA PDF Imprimir E-mail

VIVA SEVILLA / 15/12/2017

La Gerencia de Urbanismo ha impuesto  una “tercera multa coercitiva” de 1.300 euros a una empresa hostelera por incumplir la orden de “inmediata paralización” de unas obras sin licencia que acometió en la plaza de la Encarnación para instalar un kiosco destinado a bar-cocina y 22 veladores. Lo singular del caso es que la orden de paralización “inmediata” fue dictada en 2014, de lo que se colige que Urbanismo ha tardado nada menos que tres años en comprobar el cumplimiento de la misma por la empresa de un establecimiento situado a escasos centenares de metros del Ayuntamiento. Si éste es el grado de eficacia del Servicio de Inspección, la impunidad tendrá muchas posibilidades de reinar en la ciudad. Segunda observación: incumplir las órdenes del Ayuntamiento, como también han demostrado locales del Paseo de Colón en las últimas semanas, es muy rentable para los infractores, dada la escasa cuantía de las multas coercitivas. En este caso, la tercera ha sido de 1.310 euros por tener veintidós veladores funcionando durante tres años seguidos en todo el centro. Probablemente, con lo recaudado en un solo día el dueño del negocio debe de haber pagado con creces el importe de la sanción. Todo lo demás habría sido recogida de beneficios. ¿Sirven al final para algo los despliegues policiales de los fines de semana? Parafraseando a la famosa película, infringir en Sevilla es una maravilla.

 
Informacion