promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Jue

18

Ene

2018

UN MISMO TREN DIFERENTE PARECERES PDF Imprimir E-mail

CORREO DE ANDALUCÍA / 22/11/2017

JOSÉ ÁNGEL FONTECHA

Saliendo de Villanueva del Río y Minas, el tren empieza a divisar la sierra. La Sierra Norte de Sevilla, que vuelve a ser Sierra Morena sevillana. Y la primera parada que se divisa es la que se esconde entre dehesas, la que es denominada como Pedroso. Conocida para bien por su relación con la familia Lara, y recordada por el magnífico paladar que ofrece a sus visitantes, casi veinte años avalan lo mejor de la sierra en su archiconocida feria de muestras. Una de las claves del éxito de esta feria no es otro que su magnifica conexión con la capital sevillana gracias al ferrocarril.

Para empezar, la ubicación de su estación es perfecta, ya que es la única de la comarca que la tiene integrada en el pueblo. Por otra parte, está la calidad de su trazado hasta Sevilla, cosa que también la hace única en los alrededores.

Su construcción no estuvo exenta de polémica. Se hizo con la concesión Manuel Pastor y Landero, sin embargo, pronto vio que las dificultades con las que se encontraba no hacían muy viable el proyecto. Fue entonces cuando decide vender la concesión a la empresa MZA. No obstante, también llegó a un acuerdo con la Compañía de Ferrocarriles Extremeños, sociedad acreedora del propio Pastor y Landero, lo que originó una batalla legal que finalmente ganó MZA a raíz de un pacto, inaugurándose finalmente el trazado en el año 1874.

Adentrándonos en pleno corazón de la comarca, la siguiente parada es, o más bien era, la de Fábrica de El Pedroso. Aunque ese es el nombre con el que siempre ha sido conocida, dicha estación pertenece al término municipal de Cazalla de la Sierra. Su ubicación se debe a la existencia antiguamente de un poblado de trabajadores de la mina, hoy en abandono. En el año 2010, el tren solo paraba allí mediante parada facultativa. Hoy ya no para.

Y si el tren es un medio vital para los pedroseños, para constantineros y cazalleros se ha convertido en algo residual, quedando únicamente como recuerdo romántico y poco más. Se ubicó, en teoría, la estación entre las dos localidades para evitar suspicacias y posibles tratos de favor hacia uno u otro pueblo, y al final lo que se consiguió fue alejarla de las dos. Según la alcaldesa de Constantina, Eva Castillo, sus vecinos utilizan muy poco el tren, un medio que en el trazado por su término municipal ha quedado relegado a algo con «valor histórico o cultural». «Para conectar con la capital no vale», sentencia la regidora constantinera, quien asegura que la mayor parte de sus vecinos se desplazan en autobús, y si tienen que coger el tren lo hacen desde Lora del Río que llega antes a Sevilla y tiene muchas más posibilidades horarias.

Su homónimo cazallero, Sotero Martín, por su parte, afirma que realmente los vecinos de esa localidad han disfrutado más el tren en ese trayecto, aunque en la actualidad prefieran desplazarse hasta El Pedroso para cogerlo e incluso hasta Cantillana, donde, al igual que ocurre a los constantineros, tienen mayores posibilidades horarias. Por otra parte, Martín achaca la escasa utilización de este medio en dicho trazado al tiempo que emplea en su discurrir y que hace que en tiempo Cazalla esté más lejos de Sevilla que Huelva, Cádiz o Córdoba. Es por eso que cree que el nombre de Cercanías no le viene nada bien a esta línea. «La palabra Cercanías suena a cachondeo», sentencia el regidor cazallero. En lo que respecta a una posible situación, Martín lo ve inviable debido a que la administración no invierte en una infraestructura que no utiliza demasiada gente, por eso, cada vez que sale el tema, asegura Sotero, este está en peligro.

El Pedroso, Cazalla y Constantina. Tres pueblos de la misma comarca. Tres pueblos que comparten línea de Cercanías y que tienen distintos puntos de vista acerca del uso de este medio de transporte en sus términos municipales.

 
Informacion