promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Mar

23

Ene

2018

LA FACTURAS DE LAS SETAS. EL AYUNTAMIENTO CONDENANDO A PAGAR OTROS 4 MILLONES DE MONTESEIRIN PDF Imprimir E-mail

ABC SEVILLA / 14/11/2017

ALBERTO GARCÍA REYES

La factura de las Setas de la Encarnación no tiene fin. Después de pagar por este proyecto más de cien millones de euros, el Ayuntamiento también tiene que abonar anualmente una compensación que ronda los 350.000 euros a Sacyr como consecuencia de los acuerdos que firmó Alfredo Sánchez Monteseirín y que no se cumplieron. La última sentencia emitida por el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía no sólo condenó a la administración municipal a indemnizar a Sacyr con 2,9 millones de euros, sino a pagarle todos los años una compensación por los gastos de mantenimiento de la plaza de abastos y por cada sevillano que sube gratis al mirador, ambas cosas gracias al plan de explotación firmado en su día por el gobierno de PSOE e IU. Esto condena al Ayuntamiento a abonar todos los años el coste real de cada sevillano que accede, cuya factura tiene que presentar Sacyr en el Ayuntamiento con los comprobantes de cada acceso, ya que la sentencia incide en que no hay que pagar un canon, sino el coste exacto del servicio. Es decir, la promotora ingresa exactamente por esta vía la cantidad correspondiente a cada visitante, sea o sevillano o no, aunque la entrada de los locales se la cobra al Ayuntamiento.

Según han desvelado a este periódico fuentes municipales, las cifras de sevillanos que suben al mirador del Metropol Parasol han ido decreciendo con los años, de forma que en 2016 se registraron los peores datos, concretamente 90.000 visitantes locales. Esto supone una caída de 30.000 personas con respecto a 2014, el año en el que se lograron las mejores cifras. Esto abaratará la cuota que tiene que pagar este año el Ayuntamiento, pero no se distanciará mucho de la media. Subir al mirador de las Setas cuesta tres euros, por lo que en este ejercicio los sevillanos pagaremos 270.000 euros del erario. En la factura, por cierto, se contabiliza cada acceso, es decir, si un mismo sevillano sube varias veces no se computa como un visitante local, sino como tres.

Por otra parte, el Ayuntamiento también tiene que hacerse cargo de los costes de mantenimiento de la plaza de abastos, ya que así quedó recogido también en el pacto con Monteseirín. El alcalde solicitó que los placeros estuvieran exentos de abonar esa cuota, por lo que acordó que se haría cargo de todo el Ayuntamiento. La sentencia también recoge este extremo, aunque con una aclaración: se paga el coste real del mantenimiento anual hasta una cifra máxima, fijada en70.000 euros. Hasta ahora, todos los años se ha superado esa cantidad, por lo que siempre ha habido que pagar el tope. En definitiva, Sacyr se hace cargo de todos los arreglos que haya que hacer en el mercado y a ejercicio vencido le pasa la factura real al Ayuntamiento.

 

Este dinero sumado al del acceso al mirador sale todos los años de las arcas municipales, que por otro lado están pagando todavía el préstamo bancario por la ejecución de la obra y su modificado. Por lo tanto, además de la amortización del proyecto, cuyo cuadro dura hasta 2040, el Ayuntamiento ha pagado desde que se inauguró el Metropol Parasol hasta hoy 2,1 millones de euros por estos otros conceptos. Teniendo en cuenta que la concesión es de 30 años, al final del periodo de explotación los sevillanos habremos pagado diez millones y medio más de euros de lo que costó la obra.

A partir de la sentencia, el gobierno de Juan Espadas ha cumplido todos los periodos de pago y está al corriente con Sacyr, aunque sigue negociando fórmulas para poder cumplir el convenio con la empresa sin que eso repercuta en las arcas públicas más de lo que ya lo ha hecho hasta ahora.

 
Informacion