promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Mie

31

Ene

2018

¿NOS ESTÁN TOMANDO EL PELO? PDF Imprimir E-mail

DIARIO DE SEVILLA / 7/1/2018

JOSÉ ANTONIO CARRIZOSA

amos a arrancar el año con dos preguntas, por supuesto retóricas, con las que perfectamente podríamos haber terminado el anterior. Primera: ¿por qué tenemos los sevillanos, doy por hecho que también los jerezanos y los gaditanos, la sensación de que el Gobierno central nos está tomando el pelo con el asunto de la presunta finalización del peaje en la AP-4 a final de 2019? Segunda: ¿por qué tenemos justo la misma sensación sobre el supuesto intento de la Junta de Andalucía de ampliar el Metro de Sevilla con la construcción del tramo Prado-Pino Montano? No creo que ambos interrogantes obedezcan a un ataque se susceptibilidad por nuestra parte. Más bien nos tememos que hay abundantes motivos para pensar que los que aquí vivimos vamos a seguir pagando casi 16 euros por ir a Cádiz y volver por la autopista más amortizada de Europa, como contábamos el pasado domingo en este periódico, y seguiremos por tiempo indefinido teniendo un Metro que está muy bien para ir de Ciudad Expo a Montequinto pero que en ningún caso es el núcleo de la red de transporte metropolitano que necesita un área urbana como la de Sevilla.

En el primer caso, en el del peaje, hay claramente un intento de confusión por parte del Gobierno central, que no dice ni sí ni no, sino todo lo contrario, que da largas y se niega a responder cuándo se le pregunta directamente, como ha hecho el ministro de Fomento en sus últimas visitas. Parece claro a estas alturas que no se prorrogará la concesión en los mismos términos que está en la actualidad, pero lo que no está tan claro es que ello suponga que se elimina la barrera de pago en Las Cabezas. Más bien al contrario. Pero parece ser que lo que conviene en estos momentos a efectos políticos es dejar la duda en el aire. Así el Gobierno central demora el pago en imagen pública que este tema le puede ocasionar.

Algo parecido ocurre con la historia interminable de la ampliación del Metro. Aunque aquí es la Junta de Andalucía la que marea año tras año la perdiz amparándose en que el Gobierno de Madrid no asegura la cofinanciación de una obra que exige el concurso de las dos administraciones. Al final, el asunto sólo sirve como argumento de confrontación política sin que se haya puesto un metro de vía y sin que parezca que vaya a cambiar pronto esta situación.

Son dos ejemplos, quizás en estos momentos los más sangrantes. Pero ni muchos menos los únicos de cómo Sevilla permite que no se la tome en serio. ¿Cambiará algo durante este año que acabamos de estrenar? Depende sólo de nosotros. No lo duden.

 
Informacion