promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Jue

22

Feb

2018

PARTICIPA SEVILLA, LA ÚLTIMA CARTA DE ESPADAS PARA SALVAR EL PRESUPUESTO PDF Imprimir E-mail

CORREO DE ANDALUCIA / 7/2/2018

N.G.GROSSO

Arranca la cuenta atrás del presupuesto y el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, quema ya los únicos cartuchos que le quedan para tratar de sacar adelante unas cuentas de gasto, que serán las últimas que pueda ejecutar al completo pues las de 2019 estarán marcadas por las elecciones municipales.

A una semana del pleno en el que se someterá a votación el documento final, el alcalde no ceja en su empeño de poner presión en los partidos de izquierda (que en años anteriores fueron clave para la aprobación de las cuentas) que aún no han mostrado abiertamente su negativa, pues el gobierno aún no suma los apoyos suficientes, a pesar de su alianza con Ciudadanos.

Así, Espadas lleva una semana aprovechando cada uno de los actos que tiene para explicar las inversiones previstasen el borrador de presupuestos, recordar que los proyectos no podrán ejecutarse de no contar con unas nuevas cuentas y llamar al apoyo o la abstención de las formaciones. Primero fueron los colegios, la vivienda pública, ayudas sociales, participación ciudadana... y ayer fue la limpieza y el reciclaje en la ciudad. En todos los actos el gobierno local ha seguido el mismo proceso. Pero con el paso de los días el discurso se ha ido centrando en Participa Sevilla. Así, ayer Espadas ya se digirió directamente a la formación morada para pedirles que afronten «con responsabilidad, coherencia y lógica política» el pleno de aprobación inicial de los nuevos presupuestos, y accedan al menos a «una abstención que puede ser todo lo crítica que quieran, pero que permita su aprobación» por «interés general». «Que me censuren a mí, pero que no bloqueen la ciudad».

Y es que aunque el discurso de los dos partidos de izquierda ha sido parejo, el alcalde ve más cercana una posible abstención de Participa Sevilla pues juega con la baza de que tras la negociación fallida con el PP, en la comisión de Hacienda el gobierno incorporó el 73 por ciento de las enmiendas de la formación morada (57 de las 74 que habían presentado) y solo el 46 por ciento de las registradas por IU, cuyo portavoz ya apuntó que «con estos mimbres es muy complicado que apoyemos las cuentas».

Lógicamente, Participa Sevilla celebró el volumen de medidas incluidas pero advirtió: «pesan mucho los incumplimientos. No se han ejecutado ni el 50 por ciento de lo acordado el año pasado». Ante esto, ¿qué hizo el alcalde? Detallar al partido liderado por Susana Serrano, uno a uno los acuerdos de investidura suscritos en junio de 2015, que el gobierno estima satisfechos al 63 por ciento, más un 20 por ciento en tramitación.

«¿Quién va a entender que ellos mismos votasen en contra de sus propias propuestas?», se preguntó ayer el alcalde, que reconoció que «puede haber discrepancias o enfados porque determinadas cuestiones del presupuesto anterior no se han podido ejecutar aún por las dificultades surgidas», pero insistió en que «el interés general está antes que cualquier crítica, censura o confrontación política».

Lo cierto y verdad es que Participa Sevilla está inmerso en un proceso de consultas para que sus bases sean las que se pronuncien sobre la postura que adoptarán la semana próxima en el pleno de aprobación inicial de las cuentas de gasto de este año, que además está aún pendiente del informe del interventor sobre el nuevo proyecto presupuestario.

 
 
 
Informacion