promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Jue

08

Mar

2018

LA OTRO MIRADA DE MARTÍN CARTAYA PDF Imprimir E-mail

DIARIO DE SEVILLA / 6/2/2018

JUAN PAREJO

La ciudad, el realismo social, los toros, los tipos populares, la Feria... una mirada más allá de las cofradías. El Centro de Iniciativas Culturales de la Universidad de Sevilla (Cicus) acoge desde mañana la exposición fotográfica La Sevilla de Jesús Martín Cartaya, que reúne 36 fotografías tomadas desde los años 50 hasta finales de los 90, que muestran la cotidianidad de Sevilla y sus gentes, siempre bajo la particular mirada del fotógrafo trianero. Para la realización de esta gran exposición, concebida como homenaje al autor, sus comisarios, Álvaro Pastor Torres y Pepe Morán Antequera, han tenido que bucear en miles de negativos de 35 mm y 6x6 durante cinco años para extraer unas imágenes totalmente inéditas.

"Queremos que quede claro que este es el otro Martín Cartaya. El que va más allá de la fotografía de Semana Santa. El fotógrafo que hay detrás de esto es incluso mejor", explica Álvaro Pastor, quien asegura que la muestra va a "sorprender" a todo el que acuda a verla. Además de la propia muestra, la joya será el catálogo que se ha editado, que contará con 72 fotos y textos de Luis Méndez, director de Cultura y Patrimonio de la Universidad, los comisarios y el artículo de La Sastrería realizado por Carlos Navarro Antolín en Diario de Sevilla que sirve de semblanza del fotógrafo. "El catálogo es interesantísimo. Es lo que va a quedar y es más amplio".

Entre las fotografías seleccionadas hay diversos retratos de, entre otros, El Cordobés, Morales Padrón, o Paco Gandía: "Jesús es muy buen retratista de tipos populares. Queríamos incidir en ello". También hay instantáneas del Corpus, los toros, la vertiente más atípica de la Feria, como se puede ver en una de las fotos que ilustra este reportaje; la Misiones del año 1965, las rifas ilegales de papeletas, la construcción de la Expo, los primeros turistas, la regulación del tráfico en la Campana, establecimientos históricos, los derribos, o el Rocío. "Lo bueno de Jesús es su mirada. Cómo ha sabido captar los detalles que a la mayoría se le han escapado. Es un gran fotoperiodista, aunque viviera del comercio".

Entre las imágenes que verán la luz por primera vez hay una sesión de baile de Enrique El Cojo con la duquesa de Alba tomada en la Casa de las Dueñas en los años 70: "Cuando acabó la duquesa se acercó a Jesús y le pidió que no publicara las fotos hasta que los dos murieran. Jesús ha cumplido con aquella palabra". Aunque para Pastor, que lleva muchos años catalogando el archivo de Martín Cartaya, es muy difícil quedarse con alguna fotografía, sí señala varias por su fuerza y significado. "Por dureza hay una de realismo social en la que aparecen dos señores muy mayores, retratados de espaldas, encorvados mientras descansan con el pianillo al fondo". Añade la anteriormente citada de un ciclista recorriendo el real de la Feria en una mañana muy temprano mientras los camiones reponen existencias: "Hay que estar allí para hacer eso y sobre todo con la discreción que Jesús lo hacía. Es neorrealismo puro".

 
Informacion