promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Jue

08

Mar

2018

MULTAN AL ALCAZÁR CON 170.000 EUROS POR SIN LICENCIA PDF Imprimir E-mail

ABC SEVILLA / 1/2/2018

M.J. PEREIRA

El Patronato del Alcázar de Sevilla ha aprobado esta semana una transferencia de 170.000 euros para abonar una multa que la Comisión Provincial de Patrimonio, dependiente de la Junta de Andalucía, impuso al monumento por ejecutar cuatro obras sin la preceptiva licencia, según ha confirmado a ABC Bernardo Bueno, actual alcaide del monumento y delegado provincial de la Consejería de Cultura cuando se iniciaron los expedientes sancionadores. Estas obras se corresponden con trabajos en el Sector Tres de la Galería Este de los Baños de Doña María de Padilla; Sala de Justicia y Patio del Yeso; Fuente Ornamental del Jardín de la Danza; y Sala de Billar del Cuarto Alto.

Según la sentencia de la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, a la que ha tenido acceso ABC, las obras no pueden ser calificadas «como meros trabajos de mantenimiento del edificio monumental, sino que como reflejan los informes y memorias del propio Patronato que acompañaban al proyecto, son actuaciones de conservación y restauración de partes integrantes del mismo de significación histórico artística, con la eliminación y sustitución de ciertos elementos, por lo que excede de aquellas labores ordinarias para su mantenimiento, requiriendo, incluso, la participación de empresas especializadas».

Las obras se ejecutaron siendo Antonio Balón director conservador del monumento y Antonio Rodríguez Galindo alcaide del Real Alcázar. La Comisión Provincial de Patrimonio no puso en cuestión la necesidad de esas obras en el Real Alcázar, sino la necesidad de solicitar licencia previa, entre otras cosas porque es un monumento y fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1987. La multa inicial de la Comisión de Patrimonio era de 500.000 euros y se impuso en 2013, cuando el exconcejal socialista Antonio Balón ya no era director conservador del Real Alcázar.

 

La multa, que después se rebajó a 170.000 euros, llegó cuando Javier Landa -concejal en el Gobierno de Juan Ignacio Zoido- era alcaide del monumento y cayó como una bomba por lo que supone que una administración no cumpla la Ley que conmina a los ciudadanos a acatar y porque el importe de los 500.000 euros suponía el 10% de su presupuesto anual. Así las cosas, Landa prohibió a Balón hacer nada en el monumento que no cumpliera la Ley de Patrimonio Histórico.

Landa recurrió la multa tanto en la vía administrativa como en la contencioso administrativa. En ambas instancias, el Alcázar recibió un revés, ya que la delegación provincial de Cultura, al frente de la cual estaba el socialista Bernardo Bueno, insistió en la ilegalidad de las obras, al igual que el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA).

Balón, que fue nombrado director conservador del Alcázar en 2008 tras la dimisión de José María Cabeza, renunció al cargo en 2011 alegando que había «una enorme campaña de desprestigio» contra su persona, que sentía en el cargo una gran soledad e indefensión, y acusó a Landa de insinuar que no había cumplido la Ley de Patrimonio Histórico. El TSJA ha corroborado que Balón infringió la citada Ley y también condena al Alcázar al pago de las costas. La sentencia puede ser recurrida al Supremo, pero el Ayuntamiento tiene intención de acatarla de forma inmediata.

«La Ley es igual para todos»
A preguntas de ABC, el socialista Bernardo Bueno ha subrayado su complicada situación, ya que actualmente es alcaide del Alcázar y tiene que pagar una multa que él mismo impuso cuando era delegado provincial de la Consejería de Cultura de la Junta, cargo que ocupó hasta 2014. «En su momento -aclara- yo cumplí la Ley y la Ley es igual para todos. El Alcázar, un Bien de Interés Cultural súper protegido, hizo unas obras sin licencia y como no estaban autorizadas hubo que abrirle unos expedientes, que finalmente han concluido en el TSJA con una multa de 170.000 euros, por lo que no hay más remedio que pagar».

Asimismo, el alcaide de este monumento ha declarado que «en aquel momento y siempre he tratado a todos los municipios igual, ya estuvieran gobernados por un partido o por otro. En aquel entonces estaba de alcaide Antonio Rodríguez Galindo y de director Antonio Balón. Ellos infringieron la norma e, insisto, la norma es para todo el mundo igual».

 
Informacion