promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Mie

23

May

2018

LA GUARDERÍA DE LOS JARDINES DE MURILLO ABRIRÁ HOY TRAS DOS MESES DE CIERRE PDF Imprimir E-mail

DIARIO DE SEVILLA / 26/4/2018

DIEGO J.GENIZ

Los padres con niños en la guardería María Inmaculada, situada en el Paseo de Catalina de Ribera, podrán llevar hoy a sus hijos a este centro público tras dos meses de cierre. Desde que comenzaron a sucederse los diversos temporales de lluvia y viento los servicios técnicos de Parques y Jardines del Ayuntamiento hispalense se han visto obligados a clausurar continuamente este recinto ante la caída de ramas y árboles. El cierre ha afectado a esta escuela infantil, donde muchos días la dirección no ha tenido más remedio que dejar sin abrir el centro o ha pedido a los padres que recojan de forma anticipada a sus hijos cuando llegaba la alerta de Parques y Jardines.

Esta situación acaba hoy. Fuentes municipales informaron a este periódico que ayer por la tarde acabaron los trabajos que los técnicos venían realizando en los jardines tras las últimas lluvias, por lo que hoy la guardería podrá abrir con total normalidad. En un principio, se prevía que la reapertura de se produjera ayer, pero finalmente la labor de los especialistas se alargó.

Leticia Moreno, una de las madres que tiene a su hijo en el María Inmaculada, señaló a este periódico que la directora de la escuela tuvo que llamar a las familias para informarles de que se suspendía la reapertura.

"Desde que el 28 de febrero comenzó el temporal de lluvia y viento los padres no hemos podido conciliar la vida laboral y familiar. Muchos días la guardería estaba cerrada y otros teníamos que recoger a nuestros hijos con antelación, pues el Ayuntamiento decretaba la clausura de esta zona verde ante las fuertes rachas de viento que se registraban", recuerda Moreno.

La situación más difícil es la que estos padres han padecido desde el pasado 12 de abril, el jueves antes de la Feria. Aquella jornada el viento y la lluvia habían vuelto a hacer acto de presencia, lo que puso en riesgo dos ficus de gran altura que se encuentran a escasos metros de la guardería. La dirección decretó entonces el cierre de la misma sine díe. Así han transcurrido las últimas semanas hasta que el lunes se les avisó a las familias que al día siguiente (por ayer) se reabriría. Sin embargo, esta esperanza se diluyó a media mañana, cuando estaba previsto que los niños de 0 a 3 años volvieran al centro. "Al parecer, los técnicos no pudieron completar la labor porque se había estropeado uno de los artilugios necesarios", refiere Moreno. Fuentes municipales indicaron que estos trabajos concluyeron en la tarde de ayer y que hoy la guardería podrá continuar con su actividad.

 
Informacion