promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Mar

29

May

2018

TRAS DIEZ AÑOS DE OBRA, EL TRANVÍA NO LLEGARÁ A TIEMPO PARA 2019 PDF Imprimir E-mail

ABC SEVILLA / 26/4/2018

ALBERTO MALLADO

El tranvía de Alcalá no arrancará precisamente haciendo gala de puntualidad. La obra comenzó hace diez años y aún no se vislumbra fecha para la puesta en servicio. La última fecha dada por la Junta, 2019, parece imposible de cumplir. La obra civil está acabada pero para los sistemas e instalaciones, aún no ha comenzado ni siquiera el proceso de licitación. Tampoco para reponer los cientos de metros de vía robados.

La construcción del tranvía ha sido larga, pero ha llegado a término. El tramo que conecta con la Olavide está finalizado. Lo último fue la conexión en este punto con la línea 1, que permite que el viaje entre Alcalá y Sevilla sea directo. Han sido necesarios diez años para ejecutar 12 kilómetros en los que se reparten once paradas. La obra comenzó en el verano de 2018 y en 2011 se acabaron los dos primeros tramos. Pero en 2012 se paralizó por los recortes presupuestarios de la Junta y no volvió a retomarse hasta 2015.

Pero poner en marcha un tranvía requiere mucho más que vías, raíles, viaductos o estaciones. Requiere de sistemas de energía, subestaciones de transformación y acometidas, señalización semafórica, sistema de comunicación, sistema informático de gestión y de los propios trenes. De eso no hay nada actualmente, ni trámite de licitación pública, ni cronograma de ejecución. Y eso a pesar de que la Junta indicó que avanzaría en resolver estas cuestiones a la vez que se desarrollaba la obra. El coste de todo ello no es baladí, ronda los 60 millones de euros que por ahora no tienen consignación presupuestaria.

 
 
 
 
 

A todo ello se une que es necesario reponer todo lo robado y deteriorado en estos años. Cientos de metros de vía que han de colocarse de nuevo, barandillas en los viaductos, parterres de césped artificial y por ejemplo una estación completa, ya que la situada detrás del barrio de la Venta de la Liebre ha sido arrasada. Han derribado incluso sus muros para llevarse los ladrillos.

La Asociación de Industriales  y Comerciantes de Alcalá (FICA) se ha distinguido en estos años por denunciar los retrasos de la obra y los robos y expolios sufridos. Ahora vuelven a solicitar a la Junta información sobre la situación de la obra y los nuevos plazos,ya que consideran totalmente imposible la entrada en servicio del tranvía para 2019. Al mismo tiempo alertan de que un nuevo retraso supone un perjuicio para iniciativas económicas y sociales que dependen de esta infraestructura y del grave riego de expolio de lo ejecutado en la última fase, como ya ocurrió con las anteriores.

 
Informacion