promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Vie

13

Nov

2009

El Alcalde se niega a recibir a los comerciantes PDF Imprimir E-mail
Unos doscientos comerciantes de distintas zonas de Sevilla se concentraron ayer a las puertas del Ayuntamiento para protestar por lo que consideran «la muerte del comercio» a tenor de la política «sin sentido» del Ayuntamiento en cuestión de peatonalización, carriles bici, metro y aparcamientos.
La intención de la concentración era la de entregar al alcalde, Alfredo Sánchez Monteseirín, un escrito en el que exponen un total de diez argumentos causantes del grave deterioro de la mayoría de los establecimientos y del cierre al que se están viendo abocados muchos de ellos.
Convocados por la Confederación de Empresarios de Comercios y Servicios (Aprocom), acudieron representantes y comerciantes del Centro, Nervión, Triana-Los Remedios, Marqués de Pickman y Miraflores.
Sin embargo, no pudieron hacer entrega de dicho manifiesto al alcalde. Según les indicaron, Sánchez Monteseirín estaba en el Pleno municipal y no podía recibirlos. La indignación fue tal que incluso salió el portavoz del PP en el Ayuntamiento, Juan Ignacio Zoido, quien se comprometió a hablar con el alcalde para intentar mediar entre ambas partes y que se produzca una reunión. Aún así, se presentó una copia del escrito en el Registro del Ayuntamiento.
José Aycart, vicepresidente de Aprocom, señaló que «hemos pedido al alcalde una reunión en varias ocasiones, pero no nos ha hecho ni caso ni nos ha escuchado. No queremos un enfrentamiento sino que sepa cuáles son los problemas asfixiantes que tenemos en estos momentos y que vienen motivados por todo lo expuesto en el decálogo que no le hemos podido entregar».
El corte de calles y la «mal llamada peatonalización», la falta de aparcamientos rotatorios, la ausencia de las líneas 2, 3 y 4 del Metro, la imposición del sentido único de muchas calles y avenidas, al construcción «sin consenso» de carriles bici; la dificultad cada vez mayor para la carga y descarga, la inseguridad ciudadana, las obras y el «castigo» al comercio en el alumbrado navideño, han hecho que los comerciantes se encuentren «indefensos y al borde de la ruina», quienes anunciaron ayer que van a continuar con esta campaña hasta que, al menos, les reciba el alcalde. Igualmente, para enero, organizarán unas jornadas en las que «vendrán técnicos en movilidad de otras ciudades para que nos expliquen cómo es factible que con obras iguales funcione el comercio».
 
Informacion