promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Jue

12

Jul

2018

DE LAS "SETAS" A LA GAVIDIA PDF Imprimir E-mail

DIARIO DE SEVILLA / 29/05/2018

MANUEL RUESGA

 

El tramo comprendido entre la Plaza de la Encarnación y la Plaza de la Gavidia será peatonal. Más espacio para los transeúntes y menos para los vehículos privados. En este osado proyecto llevan trabajando varios meses los técnicos municipales de la dirección general de Movilidad y la Gerencia de Urbanismo. La idea es presentarlo a principios del año que viene (siempre antes de las elecciones) tras consensuarlo con los vecinos y comerciantes que forman parte de esta arteria comercial del casco histórico.

 

La intención es ejecutar la peatonalización al completo después de que el resto de grupos políticos respalden el proyecto que prepara el equipo de Juan Espadas. Lo más avanzado hasta la fecha es la reordenación de la Plaza del Duque de la Victoria. En las caracolas de la Isla de la Cartuja existe un anteproyecto de mejora de la accesibilidad para esa zona concurrida del centro en la que confluyen a todas horas los autobuses de Tussam con los turísticos, numerosas motocicletas aparcadas y los veladores de los establecimientos de hostelería. En la documentación aparece reflejado que los trabajos afectarán al corazón de la plaza coronada con la emblemática estatua del pintor Diego Velázquez, el acerado de Teniente Borges (vía que une el Duque con Virgen de los Buenos Libros) y la orilla de la calle en la zona más al norte de la Plaza de la Campana hasta su confluencia con Santa María de Gracia. La primera estimación presupuestaria realizada por los funcionarios supera los 400.000 euros.

 

El anteproyecto plantea para la Plaza del Duque una plataforma única. Se entiende que su construcción permite resolver todos los vados que no cumplen con la normativa de accesibilidad universal, eliminar los problemas para la colocación de las sillas en Semana Santa y favorecer el paseo a los peatones. Ahora se inicia una segunda fase en la que se abordarán la definición de usos, la accesibilidad del transporte público, el mantenimiento del mercadillo y su modelo, y la problemática del mobiliario urbano existente y su nueva ubicación.

LA GAVIDIA Y LA CONCORDIA QUEDARÁN CONECTADAS POR ITINERARIOS PEATONALES

Las prioridades están marcadas en rojo. Desde la delegación de Movilidad se prima reducir el número de vehículos que acceden hasta la plaza. Y no sólo los privados. Llegarán menos autobuses de Tussam. Una de las ideas en las que se trabaja es utilizar microbuses eléctricos para transportar a las personas que no quieran recorrer la calle Trajano andando desde la parada de la Alameda de Hércules. No es la única fórmula alternativa que se baraja. Otra de las paradas, la de taxis, será reubicada y dejará de contar con los cuatro carriles de los que dispone en la actualidad. Desde el punto de vista arquitectónico serán rebajadas todas las aceras, el centro de la plaza perderá los distintos niveles, y se sustituirá el mobilario urbano y el alumbrado. Sobre el mercadillo hay dos cuestiones claras: no es necesario ubicarlo en otra zona del casco histórico pero se montará en otra zona del Duque aún sin definir.

LA CAMPANA ESTARÁ UNIDA AL DUQUE POR UNA ACERA QUE LLEGARÁ HASTA SANTA MARÍA DE GRACIA

En la propuesta de Urbanismo se señala que la intervención planteada en la Plaza del Duque debe conectar con el proyecto que se desarrolle en la Plaza de la Gavidia y su eje con San Hermenegildo. "Ambas operaciones van a ir conectadas favoreciendo una transformación completa del entorno". Los tres proyectos hoteleros que se han ofrecido para reabrir la antigua comisaría coinciden en la necesidad de reurbanizar el entorno entre ese edificio que fue utilizado por la Policía Nacional y la antigua iglesia, que en los bocetos aparece como un futuro equipamiento cultural para la ciudad tras su rehabilitación. Los promotores están de acuerdo en que esa zona del casco histórico necesita ser arreglada ya que no existe ningún tipo de conexión entre ambos inmuebles. Dentro de los planteamientos sugeridos por sus equipos de arquitectos se encuentran la reordenación de la Plaza de la Concordia y la creación de itinerarios peatonales con la intención de mejorar la accesibilidad de los peatones. Un ejemplo son los varios desniveles que presenta y que serían corregidos mediante la supresión de los escalones. Incluso no descartan peatonalizar algunos tramos. En esa reordenación ya trabaja la Gerencia.

 

En el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) se establece una serie de directrices generales de protección y ordenación para estos espacios del casco histórico. La reducción de elementos publicitarios en el espacio libre y la edificación, la limitación y reordenación de las paradas de transportes públicos en superficie, o la reducción de la carga de tránsito rodado. Para la Plaza del Duque establece que se mantenga su cometido básico como ámbito de tránsito peatonal y de relación social y comercial, se reordene el espacio libre, compatibilizando el tránsito restringido de vehículos con la ubicación de paradas de transportes públicos e integrando en el ámbito peatonal la actual dilatación viaria al norte y la calzada en el flanco oeste de la plaza, y se acote las áreas de carga y descarga. Señala como admisibles los quioscos y veladores, y prohibidos los estacionamientos y la publicidad.

 

En la reordenación de la circulación entre las setas y la Campana trabaja la delegación de Movilidad. Los técnicos destacan que el acceso a través de Laraña ya está restringido para residentes. Ahora el objetivo es liberar de vehículos este tramo del centro siguiendo los dos planes desarrollados en Navidad o durante el Día Mundial del Libro. La propuesta aún se está definiendo y será sometida a debate con vecinos y con comerciantes. Se repite la misma idea que en la Plaza del Duque. Para limitar la entrada de autobuses de Tussam hasta la Campana, una de las propuestas planteadas es transportar desde la Plaza Ponce de León a los viajeros que demanden el servicio. Este proyecto aún se encuentra en la fase borrador y la Gerencia tiene previsto implantar plataforma única. Hace tres navidades, sólo se permitía el paso de los vehículos privados que tuvieran un garaje en esta zona. Los taxis se quedaban en la calle Imagen, donde se habilitó un cambio de sentido mediante barreras tipo New Jersey para que puedan dar la vuelta y salir hacia Almirante Apodaca. Los autobuses de Tussam tenían su final en Ponce de León.

No será el único eje peatonal que el Ayuntamiento creará en la zona. La Alfalfa y San Juan de la Palma quedarán unidos a través de la calle Pérez Galdós, Imagen, la Plaza de la Encarnación y Regina. Se trata de uno de los nueve proyectos aprobados este lunes por la Delegación de Hábitat Urbano, Turismo y Cultura. Como se detalla en la ficha del proyecto, Pérez Galdós presenta grandes problemas de accesibilidad por la estrechez de las aceras y sus diferentes cotas con la calzada. El caso de Regina es diferente. Se observan algunos problemas como el aspecto desordenado de la calle por la diversidad de la cartelería y los tratamientos de las fachadas.

 
Informacion