promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Mar

11

May

2010

San Telmo conquista su futuro PDF Imprimir E-mail

La Junta de Andalucía recepciona su tradicional sede, a la que se trasladará en verano.

Durante 5 años en los pasillos del Palacio de San Telmo no se han escuchado corrillos de consejeros, carreras de bedeles o dedos urgentes tecleando un ordenador.
Su espacio lo ocuparon las piquetas, las excavadoras, los obreros, los arquitectos y los restauradores que, durante ese tiempo, han tratado de doblarle el pulso al tiempo ganando para el presente la mayor joya del barroco tardío sevillano (1682), la sede de la Presidencia de la Junta de Andalucía . Con dos meses de retraso, ayer San Telmo volvió a ser ocupado por la administración, tras 55 meses de trabajo y 46,6 millones de euros de inversión, 12,4 más de los calculados de inicio.

 

Precisamente el elevado precio de la obra ha sido la gran crítica -plazos aparte- que ha rodeado la recepción del edificio, rehabilitado bajo el mando del arquitecto sevillano Guillermo Vázquez Consuegra. La consejera de la Presidencia y portavoz del Ejecutivo andaluz, Mar Moreno, defendió ayer la cuantía invertida por "razonable" y "ajustada" al valor patrimonial del edificio, en el que se ha trabajado "con acierto arquitectónico e histórico y con racionalidad económica". Eso es, añade, lo que el Arzobispado de Sevilla reclamó en 1989 cuando cedió San Telmo: que fuese rehabilitado siempre que fuese necesario y que su uso fuese administrativo, como sede del Gobierno autonómico.

Lo disfrute el partido que lo disfrute, vino a decir la consejera, la obligación era salvar el edificio con la inyección económica potente. Es más: como dijo insistente, "la Junta ha salvado una gran joya" pues "estaba condenada a la ruina y el hecho de ser sede institucional la ha recuperado". Ante la oposición, que censura el elevado coste de los trabajos y su suntuosidad, Moreno contesta enfadada: "Es ridículo explicar lo obvio. No se puede confundir el lujo con el estilo barroco".

La consejera no rehuyó dar explicaciones del sobrecoste "real, sí, cierto" de la obra, adjudicada a Ferrovial-Agromán por un 11% menos de lo exigido (34 millones). Hubo que poner 4,4 millones más por el incremento del proyecto arqueológico, el cimentado, los muros de carga y varias medidas de seguridad; otros cinco por "necesidades no previstas" como la mejora de la cubierta de la capilla o la recuperación de las 12 esculturas de sevillanos ilustres que jalonan una fachada; y dos millones más se debieron a "revisiones" de precios. Un tercio del mobiliario será nuevo (400.000 euros) y el resto se trasladará de las oficinas actuales; de momento, los ornamentos de los pasillos, galerías e intercambiadores no se comprarán, por ser demasiado accesorios en tiempos de crisis. El 80% del coste se pagó con cargo a los presupuestos de 2005 a 2008, con lo que se niega la mayor: el Gobierno andaluz no se ha enredado en una obra costosísima en plena recesión.

El nuevo San Telmo cuenta con 21.711 metros cuadrados de superficie construida (1.462 euros de inversión por metro cuadrado) y 18.000 de jardines (1.115 euros). En ellos trabajarán 300 funcionarios, dependientes de la Presidencia, de la Consejería de Presidencia y otros entes. Cuando se produzca el traslado, en verano, para iniciar el nuevo curso político, quedarán libres las sedes de la Junta en Casa Rosa, la Plaza de la Contratación y la Avenida de la Borbolla -todas en Sevilla-, a los que irán servicios de la Junta ahora en locales de alquiler, lo que ahorrará 1,5 millones al año.

Lo que no albergará el palacio es la vivienda del presidente Griñán, que prefiere seguir en su casa particular. Moreno, no obstante, dijo que "si el día de mañana" otro político decidiera establecerse, hay despachos que se podrían adecuar.

Puertas abiertas. Una de las grandes novedades es que, tras la obra, San Telmo podrá ser visitado. La Junta ha organizado una semana de puertas abiertas que comienza mañana y se prolonga hasta el día 16, en las que se mostrará el remozado edificio, que nació como sede de un colegio de huérfanos de marineros. El 75% de su superficie será visitable a partir de otoño y el objetivo es tener pases con la mayor regularidad posible.

 

 
Informacion