promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Mie

10

Oct

2018

MANO DURA CONTRA LA PUBLICIDAD ILEGAL DE UN BAR DE MATEOS GAGO PDF Imprimir E-mail

DIARIO DE SEVILLA / 02/05/2018

MANUEL RUESGA

La presión contra las publicidades ilegales junto a la Catedral no cesa. La Gerencia de Urbanismo ha ordenado al dueño del bar Mateos (enclavado en el número 2 de la calle Mateos Gago) la inmediata suspensión del uso de los distintos anuncios con los que cuenta el negocio de hostelería.

Los técnicos detallan en el expediente que deben retirarse hasta cuatro elementos. El primero es un rótulo con la denominación Mateos retroiluminado en color verde que se encuentra colocado en el hueco superior de acceso al establecimiento sobre una estructura que ciega esa zona de la fachada. El segundo es un vinilo con el nombre del establecimiento instalado en el cristal de otra de las puertas de entrada. El tercero son tres pizarras que sirven para detallar a los miles de sevillanos y turistas que pasan cada día por la puerta del restaurante la carta. Se encuentran dispuestas en las tres mochetas del local. En esos tableros se puede leer distintos tipos de comida como paella, adobo, chocos o jamón. Un cuarto elemento que deberá ser retirado es un toldo de color negro con publicidad tanto en el faldón como en el volante. En el documento se detalla que cuenta con unas dimensiones de 5,70 metros de longitud y un avance de 1,60, con una altura libre de 2,52 y un volante de 0,31 metros. La distancia del final del toldo al acerado es de 90 centímetros.

Este expediente elaborado por el personal del servicio de licencias e inspección urbanística se abre un mes después de que los técnicos de la Gerencia ordenasen a la propiedad la inmediata paralización de las actuaciones que vienen realizándose sin licencia en la finca.

Este mismo negocio, pero bajo el nombre de Toro Toro, fue investigado hace dos años por la Policía Local, que trató de obtener las identidades de hasta seis técnicos municipales (cuatro de la Gerencia de Urbanismo y dos de Medio Ambiente) que habrían asistido a la inauguración de las obras de ampliación del bar, unos trabajos que se ejecutaron sin licencia urbanística, en desobediencia de la orden de paralización firmada por el jefe del Servicio de Licencias y Disciplina de la Gerencia de Urbanismo, y que generaron un rosario de denuncias de los vecinos de esta céntrica calle.

 
Informacion