promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Jue

11

Oct

2018

EL ARZOBISPADO RESTAURARÁ LA IGLESIA DE SANTA CLARA CON FONDOS MUNICIPALES PDF Imprimir E-mail

DIARIO DE SEVILLA / 28/07/2018

JUAN PAREJO

Nueva casa del Patio de Banderas que será restaurada. Enclavada en el número 12, una Inspección Técnica de Edificios (ITE) realizada hace ahora más de 14 años reveló que el inmueble propiedad de Patrimonio del Estado no reúne las condiciones adecuadas de seguridad, salubridad y ornato público. La Gerencia de Urbanismo busca una empresa que se haga cargo de estos trabajos un mes después de que la sesión plenaria aprobase por unanimidad una moción presentada por el grupo socialista para impulsar una estrategia de protección y uso adecuado de todos los inmuebles que forman parte de la céntrica plaza. La idea es garantizar su debida conservación y acceso público a sus restos de valor patrimonial, histórico y cultural.

En el proyecto redactado por el servicio de conservación de la edificación y paisaje urbano para mantener las condiciones requeridas de habitabilidad del inmueble se detalla que los muros de carga están afectados por humedades de capilaridad en la planta baja. Las fábricas de ladrillo presentan también marcas de humedades a través de los huecos de las ventanas. La zona de muro del baño (situado junto al patio de la segunda planta) muestran importantes humedades y disgregaciones. En el muro de la escalera principal se aprecian fisuras y grietas de separación del paño de muralla. Esta patología afecta a la estructura vertical de esta zona.

En los muros exteriores (a excepción de la zona de torreón reparada) se observan revestimientos desprendidos y disgregados. "Aunque actualmente las patologías que presenta la estructura vertical no afecta a su estabilidad estructural, se estima necesaria una intervención en dichos elementos, para garantizar su durabilidad y evitar un mayor deterioro de los mismos", explican los técnicos de la Gerencia sobre unos trabajos que deben proteger la fachada, la primera y segunda crujía, la muralla y la torre que se encuentra al fondo de la parcela. Con una protección parcial en Grado 1, la finca está afectada por los entornos de la Muralla Islámica y del Hospital de los Venerables Sacerdotes e incluida en la delimitación del Bien de Interés Cultural (BIC) del Real Alcázar.

Los forjados también se encuentran en mal estado. "En la galería del patio se observa desplazamiento de la estructura de madera, apreciándose que una de las vigas se encuentra fracturada en el encuentro del brochal de madera con el tornapunta metálico". Muchas de las zonas de la planta baja del edificio se encuentran apuntaladas. El pequeño cuerpo de castillete del torreón (que utiliza los merlones y las almenas de la torre de apoyo) tiene una cubierta realizada con faldón inclinado a un agua formado por rollizos de madera y enlatado de tablazón sobre los que apoya teja cerámica curva. En ese paño se observa pudrición de todos los elementos de madera con perdida de material y ataque generalizado de insectos xilófagos. "Se estima que las patologías observadas afectan gravemente a su resistencia estructural".

Otra de las zonas de la casa que presenta un mal estado de conservación es la escalera. En el informe se precisa que debido al movimiento de la estructura, se observa en las zancas un desplazamiento ateral hacia la fachada con deformaciones en el peldañeado. La escalera auxiliar de acceso a la azotea del torreón se encuentra afectada por pudrición. "Durante la inspección se ha observado que la zona de revestimiento alrededor de alguno de los dinteles se encuentra muy fisurada y afectada por humedades, y los dinteles de madera muy afectados por pudriciones". Las azoteas transitables carece de la impermeabilización adecuada como se desprende de los daños por filtración de agua de lluvia que presenta los forjados de esta cubierta. Las cubiertas de tejas presentan muchas de sus piezas rotas, con falta de estanqueidad. En toda la finca la mayoría de los canalones de recogidas de las aguas pluviales están desaparecidos. Además, la estructura de la montera que cubre el patio interior presenta oxidaciones generalizada y ha perdido totalmente el sellado de los vidrios.

Para solucionar las múltiples deficiencias que existen en el inmueble del Estado, los técnicos de Urbanismo proponen distintas soluciones constructivas. En los muros En los muros de carga se procederá a la reparación de aquellas zonas que se encuentren muy deterioradas por humedades y fisuraciones, sustituyendo aquellas piezas que se encuentren rotas o muy disgregadas, saneado y rejuntado mediante mortero. Se propone de sustitución de la pequeña escalera de madera que da acceso de mantenimiento a la azotea de la torre por otra de similares características constructivas. Respecto a las cubiertas, está prevista la demolición y reconstrucción posterior de todas las azoteas transitables. En las cubiertas inclinadas de teja será necesario el destejado y retajado con las piezas originales, así como colocación de las tejas que faltan.

En la ficha del catálogo de la finca se establece una afección arqueológica que requiere el análisis de las estructuras emergentes. Por eso motivo se propone la realización de una excavación centrada en la valoración del potencial arqueológico. El plazo para la ejecución de las obras será de diez meses, y cuentan con un presupuesto de 180.588 euros (IVA incluido). La parcela está ocupada por un edificio trapezoidal de cuatro plantas adosado a la muralla del Real Alcázar en su parte posterior, e incorporando una de las torres de esa muralla y colinda con dos edificios a ambos lados. Presenta en la fachada un azulejo con el escudo de la Casa Real. Dispone de dos accesos desde la Plaza del Patio de Banderas, el principal a la vivienda y la cochera y almacenes. La edificación es de uso residencial, de tipología unifamiliar entremedianeras, encontrándose actualmente desocupada. La Gerencia y el Estado pactaron que las obras sean realizada bajo la supervisión municipal, que pasará la factura cuando finalicen.

 
Informacion