promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Mar

16

Oct

2018

Plaza del Duque, eje de la ciudad PDF Imprimir E-mail

DIARIO DE SEVILLA. 30.11.2008

HAY varias síntesis históricas publicadas sobre la Plaza del Duque. Nosotros seleccionamos ahora el siguiente texto firmado por Josefina Cruz Villalón (Diccionario Histórico de las Calles de Sevilla, Consejería de Obras Públicas y Transportes, Junta de Andalucía, y Gerencia de Urbanismo y Delegación de Cultura, Ayuntamiento de Sevilla, 1993).

Dice así: "[...] La denominación abreviada de Plaza del Duque se mantiene incluso en la documentación oficial: Callejero de Moreno y Gálvez (1845) o plano de Sartorius (1848), de forma que en 1868 se acuerda adicionar a los rótulos de la Plaza del Duque, "de la Victoria". A partir de julio de 1936 pasó a denominarse Plaza del General Queipo de Llano, que capitaneó la insurrección militar en Sevilla desde la cercana plaza de la Gavidia, pero en septiembre del mismo año se recuperó la denominación anterior. En la ciudad, enlazando con una tradición secular, continúa siendo conocida y nombrada como "Plaza del Duque" [...] Se abre a fines del siglo XV, a raíz de la edificación del palacio de los Guzmán o Medina Sidonia; hasta entonces la actual calle Alfonso XII se prolongaba hasta la Campana y el espacio de la plaza quedaba ocupado por edificaciones, dos calles cortas y estrechas y una pequeña plazoleta de dimensiones más propias de un patio interior que de una plaza. Para dar realce al palacio que acababan de construir, en sucesivas operaciones que se prolongaron a lo largo de la segunda mitad del XV, los duques procedieron a la adquisición y derribo del caserío y dieron a la plaza las dimensiones que hoy mantiene. Desde entonces, como se recoge en un documento de 1615, es "la plaza mejor y más socorrida que la ciudad tiene para todos sus menesteres y fiestas públicas, alardes y otras justas..." (Sec. 10, 23-1-1615). Y al menos desde 1597 hay noticias de la celebración en ella de fiestas de toros, con el debido permiso del duque, lo que da idea del carácter privado que se le reconoce. Desde el siglo XVI contó con una fuente pública adosada, de pilar ochavado, que en 1804 es sustituida por una central; en 1863 se traslada esta fuente al callejón de los Estudiantes (actual Tenientes Borges), pero de nuevo en 1901 se solicita que se dote a la plaza de una "fuente de vecindad", que estaría funcionando durante varios años más. En tiempos del asistente Arjona (1826-28), reconociéndose todavía que la plaza es propiedad del duque de Medina Sidonia, el arquitecto mayor, Melchor Cano, emprende una profunda reforma que haría de ella el paseo de salón más concurrido de la ciudad".

 
Informacion