promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Vie

02

Nov

2018

Los sueldos del Ayuntamiento de Sevilla: de los 61.000 euros del alcalde a los 24.000 del peón PDF Imprimir E-mail

ABC SEVILLA-EDUARDO BARBA-08.10.2018

El Ayuntamiento de Sevilla dedica más de 500 millones de euros al año a pagar sueldos. Así queda reflejado en el último presupuesto municipal, en cuyo capítulo 1 quedan constatadas las cantidades para personal al servicio de la ciudad, que está integrado por funcionarios (de carrera e interinos), laborales (fijos y temporales) y personal eventual que desempeña puestos de confianza o asesoramiento especial. Prácticamente el 65% del total del presupuesto anual, que este año es de 960 millones, se destinan al funcionamiento de la administración local, y más de la mitad es para pagar las nóminas de los cuatro mil funcionarios, empleados de las empresas públicas y resto de los trabajadores (unos 8.000 en total), mientras que en torno al 25% se deriva a gastos de funcionamiento ordinario. De cada euro que sale de las arcas municipales, no llega a diez céntimos lo que se destina a inversiones. Las nóminas pesan lo suyo.

Estos gastos, además, sufren en el actual ejercicio un aumento de relevancia al haberse incorporado una subida salarial del 2,05% a toda la plantilla municipal, de acuerdo con lo incluido en los propios Presupuestos Generales del Estado para los ayuntamientos, además de la incorporación de la jornada laboral de 35 horas semanales desde el 1 de octubre, lo que va a suponer un gasto de otros 30 millones de euros adicionales para poder cubrir las vacantes que se van a generar por ello en el último trimestre del año por la implantación de ese nuevo horario laboral; por ese motivo, de hecho, se va a incorporar de manera gradual entre octubre y noviembre a unos 150 empleados más, cuyo pago supondrá esos 30 millones extras.

Eso sí, y a modo de compensación, el actual mandato del socialista Juan Espadas se va a caracterizar por los recortes en salarios de los principales responsables municipales, que han supuesto un ahorro medio de unos dos millones de euros anuales después de las rebajas sustanciales en los emolumentos de los altos cargos con respecto al mandato anterior. De hecho, la llegada del nuevo gabinete en 2015 supuso la imposición de una norma que se ha cumplido a rajatabla: nadie entre el personal directivo ni el eventual en el Ayuntamiento de Sevilla cobra más que el alcalde, lo que ha obligado a los gerentes y directores de las empresas municipales y organismos autónomos a bajar sus sueldos hasta los 59.000 euros anuales. El salario tope, por tanto, lo marca el propio regidor, que gana 61.033 euros al año, apenas mil euros más de lo que tenía estipulado su predecesor, el popular Juan Ignacio Zoido (quien renunció a ese sueldo puesto que cobraba el de parlamentario andaluz).

Gran recorte en las gerencias
Los gerentes de Emvisesa, Lipasam, Tussam o Emvisesa tienen un salario anual de 59.000 euros, así como los de organismos autónomos. En el caso de Fibes, por ejemplo, esa cifra es prácticamente la mitad de lo que ganaba en el mandato anterior, en el que había hasta 32 cargos de designación directa que cobraban más que el alcalde: el de Fibes, 150.000 euros, mientras que el de Urbanismo percibía 120.000. Todos ahora están por debajo de 61.000 al año, la cantidad que marca Espadas.

Ese salario del alcalde es, además, uno de los más bajos entre los regidores de las principales capitales. Y lo es tanto en términos absolutos como en comparación con la población sobre la que ejerce su responsabilidad pública. De hecho, de entre las diez capitales principales sólo sus homólogos de Palma de Mallorca (el independentista Antoni Noguera, con 58.540 euros) y de Las Palmas (el también socialista Augusto Hidalgo, 60.170 euros al año) tienen sueldos ligeramente inferiores al de Espadas. El sevillano tiene claramente por delante a los regidores de Madrid, Barcelona y Valencia, urbes con mayor población, pero también a los de Zaragoza, Málaga, Murcia y Bilbao de esas diez primeras ciudades españolas. Como le ocurre con otras muchas que no forman parte de ese grupo principal y cuyo padrón es inferior al de la capital andaluza. Si se tiene en cuenta la relación con el número de habitantes, sólo cuatro capitales españolas tienen alcaldes con peores salarios que el de Espadas (Barcelona, Madrid, Oviedo y Guadalajara).

Por poner un ejemplo, el alcalde de Bilbao, Juan María Aburto (PNV), ingresa 91.318 euros anuales con una población de 345.000 habitantes, la mitad que Sevilla. Bien es cierto que el salario medio en la capital vizcaína es bastante superior al de la andaluza, un dato con el que hay que contar para relativizar esas diferencias, lógicamente. Los niveles de vida cuentan. El techo en este apartado lo marcan las alcaldesas podemitas de Madrid (Manuela Carmena, con 102.000 euros) y Barcelona (Ada Colau, con 100.000 euros anuales), aunque también con ese matiz poblacional, ya que si se ponderan sus sueldos con el padrón de sus ciudades, ambas se encuentran entre las cinco con ganancias más bajas de España.

Entre los sueldos de la corporación, los concejales de gobierno (los socialistas) tienen un sueldo de 51.646 euros al año, con la excepción de Joaquín Castillo, quien gana 8.000 euros más por los trienios reconocidos como empleado público. Ese sueldo de concejales de gobierno es el que ostentan también los portavoces del PP (Beltrán Pérez), Participa (Susana Serrano) e IU (Daniel González Rojas), mientras que el de Ciudadanos (Javier Millán) no cobra del Ayuntamiento pues tiene sueldo como diputado provincial, lo mismo que le ocurre el podemita Julián Moreno, aunque en su caso no es portavoz de su grupo. El resto de concejales con dedicación exclusiva presenta un salario de 35.299 euros anuales. Eso sí, entre los populares, sólo cinco de su docena de ediles tiene dedicación exclusiva; siete tienen una dedicación parcial del 75% y cobran 26.474 euros anuales del Ayuntamiento, mientras que dos de ellas (Mar Sánchez Estrella y Dolores de Pablo-Blanco) tienen sólo dedicación al 50% y su salario es de 17.650 euros por año.

Más allá de los grupos, hay sueldos más altos entre los directivos, si bien ninguno llega a la cifra de Espadas a excepción de quienes acumulan trienios y son empleados públicos, como el director de Protocolo y Casa Consistorial, Francisco Martínez Yuste (61.273 euros al año). Los directores generales se quedan en 55.630 euros y los de los distritos en 50.630. Entre el personal eventual, Los jefes de gabinete y asesores de primer nivel están en 49.900 euros anuales, mientras que el resto de asesores y técnicos (como los del gabinete de prensa) tienen un salario de 36.000 euros. Los administrativos de cada grupo perciben 28.000 euros, el salario más bajo entre los trabajadores temporales.

Funcionarios: del secretario al último peón
Entre los funcionarios hay sueldos más altos que el del alcalde, por años en el puesto y por el nivel profesional reconocido, además de los pluses. El tope lo marcan los dos funcionarios mayores, el secretario y el interventor, con 111.000 euros al año. El oficial mayor municipal percibe 106.000 euros al año, mientras que el tesorero gana 101.000 euros. Ese grupo lo completa el viceinterventor con 103.000 euros de sueldo.

En cuanto a los jefes municipales, según las categorías (servicio, sección, negociado...), pluses y antigüedad, los sueldos de los jefes van de los 45.000 hasta incluso los 80.000 euros. Entre la docena de ordenanzas los salarios oscilan entre los 23.000 y los 35.000 euros. Un conserje municipal cobra 33.000 euros brutos anuales. El sueldo más bajo es el de peón, dotado con algo más de 24.000 euros brutos anuales, 87.000 menos que el del secretario municipal.

 
Informacion