promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Mar

06

Nov

2018

Parques y Jardines tala otro medio centenar de árboles en dos meses PDF Imprimir E-mail

DIARIO DE SEVILLA-ANA S. AMENEIRO-02.11.2018

La tala de árboles no ha cesado en la ciudad después de un verano polémico por la elevada destrucción de ejemplares en Sevilla ordenada por razones de seguridad. Según los expedientes que pueden consultarse en la web del Ayuntamiento, con la denominación oficial y eufemística de "apeos", en los meses de septiembre y octubre se han talado 48 arboles por peligro de caída o por el riesgo que suponen. Los datos de cada actuación pueden consultarse en la web municipal.

La mayor parte de este medio centenar de talas de los dos últimos meses ha tenido lugar en septiembre (26 ejemplares desaparecidos) y el resto (12) en octubre por toda la ciudad. Estas vienen a sumarse a los 2.500 árboles que han sido talados desde que en octubre de 2015 se aprobó el plan de gestión del arbolado urbano. Otras organizaciones como la Red Ciudadana de Sevilla elevan esa cifra a 3.600, aunque el gobierno local niega que tal cantidad sea cierta.

Este plan de gestión del arbolado que ha derivado en estas talas iba a someterse en septiembre a una comisión de investigación, pero el gobierno local socialista de Juan Espadas, con la abstención del PP de Beltrán Pérez, la rechazó y todo ello pese a que los otros tres grupos de la oposición (Cs, IU y Participa Sevilla) municipal la demandaban. Los socialistas defienden su gestión y consideraron entonces que tal comisión "no es el instrumento adecuado" para afrontar la situación.

En septiembre, según los datos municipales la cifra más alta de árboles talados tuvo lugar en el Parque de María Luisa, donde este verano también han desaparecido decenas de árboles. Esta vez actuación ha afectado a siete árboles de las siguientes especies: un almez, dos acacias de tres espinas, dos aligustres del Japón y dos árboles del amor.

Otras zonas afectadas en septiembre fueron el Parque Amate, con tres moreras blancas taladas. En Pino Montano, en la calle Corral de la Caridad se cortaron dos pinos. En La Negrilla, una robinia talada en la calle Celulosa. En la calle Candil, en el entorno de Viapol, un olmo. En la zona de Tres Barrios, en la calle Cruz del Sur, una melia. En Genaro Parladé, una robinia. En la Ronda Tamarguillo, un almez. En Los Bermejales, un brachichito en la avenida de Francia y en la avenida de Grecia dos álamos blancos. En Felipe II, un brachichito. En el Parque Celestino Mutis, dos brachichitos y un chopo blanco. En Palmete, en la calle Honestidad, dos olmos y un brachichito.

En octubre la cantidad de árboles desaparecidos ha sido menor, una docena. En la zona centro, en la Plaza de la Encarnación, un aligustre del Japón. En Reina Mercedes, en la calle Paez de Rivera, un plátano talado; en la calle Sor Gregoria Santa Teresa, una melia y en la calle Chile, tres melias. En Nervión, en la calle Madre Isabel Moreno, un ailanto. En la zona de La Calzada, en la calle Campo de los Mártires, otro plátano. En Sevilla Este, en la calle Flor de Azalea, una melia. En Triana, en Juan Díaz de Solís, otra melia. En el Parque Bordas Chinchurreta, dos acacias salignas.

Cementando alcorques
Desde la Red Sevilla por el Clima se insiste en la queja de que el Ayuntamiento de Sevilla "sigue talando y terciando árboles, y además, lo más grave aún es que está cementando muchos alcorques. Es decir, eliminando la posibilidad de replantar lo ya perdido a corto plazo. Es un despropósito y un engaño a la ciudadanía".

La entidad que batalla por una ciudad más habitable y sostenible señala que en las redes sociales "hay muchos vecinos en muchos barrios alarmados por ver tantos alcorques que están siendo tapados a marchas forzadas en sus calles".

La Plataforma SalvatusarbolesSevilla, que nació como reacción a las talas masivas de este verano, ha convocado de aquí al 25 de noviembre el concurso fotográfico Los árboles que tenemos, los árboles que queremos para que los ciudadanos retraten los árboles de barrios y calles "que sufren víctimas de la mala gestión de nuestro Ayuntamiento" así como los árboles que queremos, "una arboleda sana, respetada, cuidada, abundante, venerada en su vejez y su importancia para nuestra calidad de vida y la de muchos otros seres vivos".

 
Informacion