promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Mar

06

Nov

2018

El Ayuntamiento retira la publicidad irregular del entorno de la Catedral PDF Imprimir E-mail

DIARIO DE SEVILLA-JUAN PAREJO-30.10.2018

Operarios de la Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento de Sevilla han comenzado a retirar esta mañana los elementos publicitarios del entorno de la Catedral. El Consistorio está actuando de manera subsidiaria al no iniciar estos establecimientos los trámites para ajustar sus rótulos, carteles y demás reclamos a la estética única que se presentó antes del pasado verano.

EL Ayuntamiento dio dos meses para que los establecimientos de la Avenida de la Constitución, la calle San Fernando y la Puerta de Jerez cambiaran sus actuales reclamos publicitarios por el modelo único diseñado por la Gerencia con el objetivo de armonizar la estética del entorno de los principales monumentos de la ciudad. Entonces, se dio un mes, prorrogable a dos, para que se cambiaran. En los seis meses que han pasado desde entonces, son muchos los establecimientos que se han dirigido ya a la Gerencia y han presentado sus cambios, aunque no se han llegado a materializar. Sin embargo, hay otros que ni siquiera se han interesado por la nueva imagen que deben dar a sus comercios, por lo que la Gerencia ha decido actuar y retirar los actuales elementos publicitarios.

Se estima que hay 102 elementos publicitarios afectados por estar fuera de norma de los cuales 52 se encuentran en alguna fase de tramitación al haber presentado sus titulares expedientes para solicitar licencias; 12 se han restituido ya a la legalidad y 38 aún no han iniciado ningún trámite. Sobre estos últimos ha dirigido la ejecución subsidiaria que se ha realizado este lunes.

Los objetivos de esta unificación estética, en la que el Ayuntamiento llevaba un año trabajando, son establecer criterios de diseño, colocación y materiales de rótulos, tanto en fachada, como en toldos; la protección, mantenimiento y mejora de los valores fundamentales del paisaje urbano, defendiendo los valores artísticos, históricos, arqueológicos, típicos o tradicionales de este eje comercial cultural del casco histórico; detener, controlar y reducir la proliferación de instalaciones publicitarias que en multitud de formas, materiales y colores irrumpen negativamente en el espacio urbano; y evitar la reiteración de una misma identificación así como el número excesivo de rótulos que puedan desvirtuar la estética de la fachada y establecimiento anunciado.

"El objetivo de este gobierno es proteger el patrimonio histórico de la ciudad y el paisaje urbano y poner fin a un desorden que se había producido en esa zona del conjunto histórico debido al incumplimiento reiterado por parte de distintos establecimientos de la normativa en cuanto a la instalación de rótulos y soportes publicitarios", ha explicado el delegado de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo, Antonio Muñoz, quien ha destacado que hay muchos establecimientos que han mostrado su disposición a cumplir y que se ha dado tiempo suficiente para que los negocios se pudieran adaptar a la normativa.

 
Informacion