promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Lun

14

Jun

2010

El Alcalde insiste en alcanzar un acuerdo con los dueños de tablada PDF Imprimir E-mail
El conflicto judicial entre el Ayuntamiento y los propietarios ha mantenido durante años atascado el desarrollo de Tablada. Si la justicia negó a la Administración local el intento de expropiar los terrenos, ahora también los tribunales han confirmado una sentencia anterior desfavorable a la propiedad, la sociedad Tablada Híspalis, y le niegan la posibilidad de que el suelo sea urbanizable. El futuro de la dehesa está ahora pendiente del pronunciamiento del Tribunal Supremo, al que han recurrido ambas partes.
Pero el Ayuntamiento trata de adelantarse y al amparo de la última sentencia dictada por el TSJA a favor de que la zona se consolide como espacio verde como dice el PGOU, anunció ayer que va a tratar de llegar a un acuerdo con Tablada Híspalis.
Así lo dijo el propio alcalde, Alfredo Sánchez Monteseirín, quien se mostró dispuesto a «hablar» con los propietarios para alcanzar una solución que permita al Ayuntamiento recuperar los terrenos para los que han prometido un parque periurbano. «La Justicia nos da la razón», dijo el alcalde a EP.
Hay que recordar que el Ayuntamiento no obtuvo el respaldo de los tribunales cuando trató de expropiar los terrenos . El Pleno municipal aprobó la reserva del suelo de Tablada para incorporarlos al patrimonio público, pero primero el juzgado contencioso administrativo número 7 de Sevilla y después el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), anularon el acuerdo.
Por ello, el alcalde reconoció ayer que la recuperación de los terrenos por el Ayuntamiento «jurídicamente no ha sido posible», al tiempo que se congratuló de haber « ganado la batalla a los especuladores» y conseguido «el objetivo de que aquello sea verde. Sánchez Monteseirín añadió que el Ayuntamiento «está dispuesto a hablar con los propietarios para que el suelo -de Tablada- sea público».
La pelea de los propietarios de Tablada para que la dehesa pueda ser urbanizable, en contra de lo establecido en el PGOU, continúa y el holding que compró los terrenos a las cajas de ahorros San Fernando y El Monte por 85 millones de pesetas esperan al dictamen del Supremo.
Tablada Híspalis no ve justificación objetiva y mantiene que la clasificación rústica del terreno sólo respondía al propósito del Ayuntamiento de «apoderarse del suelo a bajo precio» y que ello contraviene «de modo flagrante» la Ley 1998 de Régimen Urbanístico y Valoraciones de Suelo.
La primera sentencia del TSJA protegía los terrenos de Tablada como espacio no urbanizable de especial protección, en el marco del procedimiento de expropiación iniciado por el Ayuntamiento para crear un nuevo parque periurbano y en esa misma línea incide también el último fallo, que avanzó ayer el Correo de Andalucía.
 
Informacion