promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Mar

08

Ene

2019

La cerveza daña el patrimonio PDF Imprimir E-mail

Diario de Sevilla-Carlos Navarro Antolín-21.12.2018

Una portada con el segundo máximo nivel de protección urbanística que está dañada cada día por el vertido continuo de bebidas, fundamentalmente cerveza. El Colegio Notarial de Andalucía ha presentado ante la Gerencia de Urbanismo un proyecto de protección de la fachada del Archivo de Protocolos, en el número 25 de la calle Feria junto al popular bar Vizcaíno.

Se trata de arreglar los daños, limpiar las suciedades y tomar medidas preventivas, una serie de obras que tienen una duración estimada de dos meses y que tratan de preservar un edificio catalogado con la letra B en el PGOU, que equivale al título de protección global.

En general, los factores de deterioro son los agentes medioambientales, especialmente la lluvia. La exposición continua a la intemperie pone en contacto directo la piedra con la humedad. Esta combinación provoca una arenización del material.

Sin embargo, el informe apunta en varias ocasiones a que son "agentes antropogénicos", derivados de la acción humana, los que han tenido un mayor impacto sobre la portada en sus cuerpos inferiores, donde se aprecian problemas de "fragmentación, erosión, suciedad y pintadas provocadas por las personas que a lo largo del día la utilizan como soporte de vasos y asiento" al estar el inmueble junto a una popular taberna, muy frecuentada por los aficionados a la cerveza.

La portada presenta una capa cada vez más densa de depósitos residuales que han oscurecido la superficie, por lo que quedan ocultos los valores estéticos y aumenta la humedad. "A todo ello hay que sumarse la cantidad de vertidos líquidos que recibe a lo largo del día, un derramamiento de bebidas a causa de su uso como mesa que ha terminado generando muchas grasas difíciles de eliminar".

El informe refiere entre las patologías la aparición de vegetación parásita (moho, microvegetación y plantas) fruto de la humedad. "Esta colonización no supone un daño estético, sino que produce erosión de los sillares". La portada también sufre disgregaciones en la superficie, en los límites de las fisuras y en las zonas fragmentadas. Se manifiesta en la disminución de la adhesión de los componentes estructurales de la piedra, lo que provoca su debilitamiento. Las zonas afectadas pueden distinguirse por el ablandamiento de sus formas.

Las fragmentaciones, lagunas y pérdida de mortero en las juntas son otros problemas señalados por el informe. La acción humana es determinante en este tipo de daños, según insiste el dictamen, dados los "repetidos impactos y fuertes empujes que recibe la portada de manera sistemática". Las pintadas y las fisuras también son referidas.

Hay que preservar la integridad de la portada debe ser alejada de los "factores de deterioro". No se plantean reintegraciones ni trabajos de reconstrucción. En la intervención prevista se plantea un proceso de limpieza mecánica mediante cepillado "con cerdas acordes a la resistencia del material lítico", una limpieza química por aplicación de jabón neutro especial para piedra, un tratamiento biocida y un proceso de consolidación con silicato. Se hará un cosido de fracturas en las zonas que se necesite, un sellado de las fisuras y se aplicará un tratamiento hidrofugante mediante la pulverización de un producto específico sobre toda la superficie.

El informe expone que la Hermandad de Montesión –que tiene su capilla muy próxima– instaló una reja de protección en la puerta de su capilla en 2012 para erradicar los "mismos factores de deterioro" que afectan a la portada del Archivo de Protocolos: acumulación de suciedad, vertidos de líquido, golpes producidos por la reunión de personas constantes en su interior y la instalación de los puestos del mercadillo semana El Jueves. El deterioro por la acción humana es "rápido, profundo e irreversible".

Basta una sencilla cancela de hierro compuesta por simples barrotes y concebida mediante tramos, siendo abatible en el vano de acceso, de tal forma que pueda abrirse plegándose sin necesidad de proyectarse hacia la vía pública". Los soportes se anclarían al suelo dentro del límite de la parcela según la demarcación del catastro.

Este programa de intervención tiene un coste de más de 7.000 euros. El archivo ocupa parte del solar y las edificaciones conservadas del antiguo convento de Santa María de Montesión. El archivo se creó en 1868 y fue trasladado al emplazamiento actual en 1927, fecha en la que se construye la portada por José Gómez Millán. Tiene como elemento principal un gran vano de medio punto, cuyas jambas y arco están moldurados para resaltar las dovelas e impostas. Todo esto se remata mediante un frontón triangular.

 
Informacion