promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Mie

08

Sep

2010

EL COSTE DEL METROPOL SIGUE SUBIENDO, AHORA 3,6 MILLONES MAS PARA ALQUILAR HACIENDA PDF Imprimir E-mail
El proyecto Metropol Parasol de la Encarnación sigue costando cada vez más a las arcas municipales. Como adelantó ABC, cuando se acabe la obra el Ayuntamiento tendrá que pagar alquiler por las oficinas de Hacienda que ahora ocupa en propiedad, ya que el acuerdo con la constructora de la «setas» —Sacyr— incluye la cesión del edificio para su explotación. El PP desveló ayer que el Gobierno local ha acordado con Sacyr un alquiler por cinco años a un precio de 60.000 euros al mes, lo que supone un desembolso de 720.000 euros al año y 3,6 millones de euros por el periodo de vigencia del contrato fijado en cinco años.
Los planes iniciales del Ayuntamiento eran pasar las oficinas de Hacienda al edificio de la Gavidia, pero como éste no ha sido rehabilitado y ahora no hay posibilidades de hacerlo, el equipo de Gobierno aprobó el pasado 22 de julio mantener la ocupación del edificio del número 24 de la plaza de la Encarnación, tras el informe emitido por el director general de Hacienda. La disposición, en la que se recogen el periodo del alquiler y el precio, figura en el libro de resoluciones de Alcaldía y fue aprobada por la Junta de Gobierno el pasado día 2.
El portavoz adjunto del PP, Francisco Pérez, calificó ayer de «despropósito» y de «operación inmobiliaria ruinosa» la decisión del Gobierno local, que viene a incrementar el desfase presupuestario acumulado por el proyecto Metropol-Parasol, que comenzó con un presupuesto de 51 millones de euros y ya va por el doble. De hecho, este mismo verano el Gobierno local aprobó un modificado del proyecto con un sobrecoste de 30 millones de euros, que salió adelante gracias al voto de calidad del alcalde, Alfredo Sánchez Monteseirín, ya que IU, socio de Gobierno, se abstuvo.
El concejal popular dijo que el alcalde ha firmado ese alquiler porque se va «y ese alquiler se convierte en una hipoteca para el que venga». Pérez agregó que se trata de «un caso más de ocultación porque ha habido muchos paseitos por las setas este verano y este acuerdo está desde el 22 de julio, pero no han dicho nada, porque se callan todo lo que no van bien». «Estamos ante un hecho más del disparate de la Encarnación, que no cesa y las mentiras tampoco; es un disparate que provoca otro desvío más y demuestra que Sevilla necesita un cambio», dijo el dirigente del PP quien consideró que «se han alterado todas las reglas de contratación». Aprovechó para hacer un llamamiento al alcalde al que reclamó que enseñe el contrato con Sacyr «para que nos explique las cláusulas y diga por qué nos está costando tantos millones de euros». «¿Por qué no enseña el contrato? Y si no lo tienen claro que encarguen una investigación. El alcalde sí sabe donde están las responsabilidades y a lo mejor está intentando salvar su problema político pero está dejándonos un problema jurídico», dijo.
Por su lado, el Ayuntamiento trató ayer de desvincular el alquiler del edificio de la Encarnación del proyecto urbanístico Metropol-Parasol, pese a que el inmueble que actualmente ocupan las oficinas de Hacienda se incluyó en el contrato con Sacyr.
El delegado de Urbanismo, Manuel Rey, informó en la tarde de ayer mediante un comunicado de que los costes de la obra de Metropol-Parasol «están totalmente cerrados tras la aprobación del modificado número 2 por el Pleno municipal» y acusó al Partido Popular de confundir a la opinión pública.
«El PP no sabe cómo torpedear el proyecto porque cualquiera entiende que en plena crisis sería más costoso trasladar el edificio de Hacienda a otra sede municipal», señaló Rey, quien instó al PP «a leer los términos de la concesión administrativa a Sacyr que ya contemplaba la cesión del edificio».
Asimismo, el Ayuntamiento recurrió a la crisis económica para explicar que «ha sido imposible rehabilitar el edificio de la antigua comisaría de la Plaza de la Gavidia, donde estaba previsto trasladar las dependencias de la Delegación Municipal de Hacienda y la sede de la Agencia Tributaria de Sevilla, por lo que la mejor opción ante esta situación transitoria es mantenerse en el edificio municipal de la Plaza de la Encarnación abonando a la empresa adjudicataria el alquiler correspondiente».

Una cuestión de liquidez

 
Informacion