promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Jue

21

Oct

2010

EL GOBIERNO DA LA ESPALDA A PATRIMONIO PDF Imprimir E-mail

El Gobierno da la espalda al Patrimonio

La crisis reduce drásticamente la dotación del 1% cultural destinado a mantener el Patrimonio Histórico. En dos años , Sinde ha reducido un 41,9% la partida de conservación y restauración. No ocurre así en el teatro (-1,9%) ni en el cine (-8,73)

Sinde, en la visita a las obras del Palacio de la Aduana, futuro Museo de Bellas Artes de Málaga

La subsecretaria de  Cultura, Mercedes del Palacio, explicará hoy los presupuestos de su departamento para 2011. Como le está ocurriendo a todos sus colegas esta semana, la palabra más repetida será «recorte» y su discurso una justificación de por qué se ha metido la tijera en una partida más que en otra; sin embargo, tendrá relativamente fácil justificar uno de los asuntos más espinosos de sus cuentas. Desde que llegó al Ministerio de la mano de Ángeles González-Sinde, la Conservación y Restauración de Bienes Culturales ha caído un 41,9% (en 2009 había 61,95 millones para tal fin en 2010 46,7 y en 2011 baja hasta los 36, 02) y la Protección del Patrimonio Histórico, un 29,1% (Dede los 13,9 de 2009 a los 9,89 para 2011). Unas cifras cuando menos precupantes, teniendo en cuenta que España es el segundo país del mundo con más legado histórico-artístico después de Italia.


Responsabilidad de Fomento
Y señalamos que no lo tendrá complicado porque buena parte de ese descenso se debe al encogimiento de la partida del 1% Cultural, que depende de Fomento. La Ley de Patrimonio Histórico establece la obligación de destinar en los contratos de obras públicas una partida de al menos el 1% a trabajos de conservación de estos bienes. Y a nadie se le escapa que José Blanco ha tenido que quitarles algunas cifras a su previsión de obra pública. Concretamente, en 2009, se destinaron más de 40 millones proveniente de ese 1%, mientras que en 2011 sólo habrá 25,6 para tal fin. También es cierto que en la partida del Patrimonio Histórico, donde Cultura ponía más de 9 millones de euros de fondos propios, ahora apenas dedica siete, lo que afectará a monumentos como el Acueducto de Segovia o las ruinas romanas de Mérida directamente.

La filosofía de Sinde ha sido siempre proteger a los creadores, es decir, afectar lo menos posible a las subvenciones y ayudas necesarias para el trabajo diario de los trabajadores de la Cultura. Esto significa en la práctica que la partida de Teatro desciende menos de un 2% y Cinematografía menos de un 9. También es cierto que los arquitectos del Acueducto de Segovia o de la Catedral de Burgos ya no pueden manifestarse; sin embargo, los directores de cine independiente, demostraron su poder frente a la ministra durante el pasado verano y principios de 2010, cuando consiguieron que Bruselas revisara las nuevas ayudas al cine propuestas por Sinde. También son creadores los compositores, músicos, coreógrafos y bailarines;no obstante, su partida se ha visto encogida en un 16,4%.


Las ayudas al cine
Es cierto que por primera vez en los últimos años el Fondo de Protección a la Cinematografía, la bolsa de la que salen las ayudas al cine, disminuye hasta los 76,78 millones, a los que hay que sumar los 9,1 para  fomentar la producción, distribución y promoción de la industria cinematográfica y audiovisual en lenguas cooficiales. No se quedan aquí los auxilios al séptimos arte porque en la partida de Fomento de las Industrias Culturales existe un apartado de casi un millón de euros para la Sociedad de Garantía Recíproca, destinada a fomentar los avales bancarios para las productoras. El fondo se abrió a otro tipo de industrias culturales, pero el montante mayoritario sigue dedicándose de a películas.


Bibliotecas y archivos
También deben ponerse a dietas las bibliotecas, cuya dotación disiminuye para 2011 en  un 32,2 por ciento. No se libran tampoco los museos, con cerca de un veinte por ciento menos que el año pasado, casi la mitad que los archivos, que deberán apretarse el cinturón un 37,5%. 

Los únicos departamentos que presentan un saldo positivo este año, a pesar de la crisis, son los de Investigación y Desarrollo de la Sociedad de la Información (+ 26,1%), Fomento de Industrias Culturales (+11,37%) Dirección y Servicios Generales de Cultura (+7,5%),



El Prado, -5%; la Academia de Cine,+80%
Los presupuestos vuelven a recordarnos que Sinde fue cocinera antes que fraile, es decir, que ocupó la presidencia de la Academia de Cine. Para el próximo ejercicio contará con 270.000 euros y así se convierte en la única institución sin ánimo de lucro que repite la cantidad de 2010, una asignación que añadió Sinde, pues hasta entonces sólo recibía 150.000 euros para la organización de los Goya. Desde que la cineasta llegó al Ministerio, la dotación para la entidad que antes presidía ha crecido, por tanto, un 80 por ciento. No han corrido la misma suerte otras grandes instituciones culturales del Estado. Así El Prado tendrá que arreglárselas con 43,8 millones casi cuatro menos que el año anterior (-6,8%). Durante su mandado ha descendido cerca de un 5%. Algo parecido le ocurre al Reina Sofía que para 2011 tendrá un 9,08% menos de aporte estatal. Tampoco están para tirar cohetes en la Biblioteca Nacional, cuyo estipendio estatal ha descendido más de un 10%. Los recortes no son ajenos para la lírica, pues tanto el Liceo (11,518 millones), como el Teatro Real (15,417) bajan.
Las cuentas de Cultura nos dejan ver también que seguiremos pagando la factura del Caso Odyssey, medio millón de euros para el bufete de James Gold, que se ocultan bajo el epígrafe: «A Spain-USA Foundation para la defensa de los intereses españoles en los buques hundidos en aguas norteamericanas». Otra partida curiosa son los 261.000 euros para la Casa del Actor, una institución cuya primera piedra se puso en 1998 sin que aún hayamos tenido noticias de que se haya abierto.

 
Informacion