promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Mar

23

Abr

2019

El Hospital Militar chorrea sangre PDF Imprimir E-mail

ABC SEVILLA-ANTONIO BURGOS-19.02.2019

Andan poniendo las peras al cuarto al consejero de Salud y al presidente de la Junta porque se lo están pensando y le están metiendo el lápiz al futuro del Hospital Militar "Vigil de Quiñones", que tal era su nombre, por el médico militar héroe de Baler en los últimos de Filipinas. Centro que prometieron abrir y que ahora no saben cómo meterle mano para hacerlo, ni lo que costaría. Yo exculpo al PP de que no cumpla esa promesa. Porque voy a lo que ni el propio PP ha pedido: explicaciones y responsabilidades políticas (y sabe Dios si más que políticas) por el cierre, abandono, desmantelamiento y saqueo de un hospital que en la Sevilla de las listas de espera y los enfermos hacinados en los pasillos de Urgencias, estaba magníficamente. Un edificio de 12 plantas con 750 camas, 240 habitaciones individuales, 29 especialidades y 5 quirófanos a pleno funcionamiento, todo el perfecto estado de revista y policía, ya que estamos hablando de lo que fue una dependencia militar.

En el año 2004, dentro de la política del Ministerio de Defensa de reducir la red hospitalaria militar, el "Vigil de Quiñones" fue cedido a la Junta de Andalucía, que entonces presidía, curiosamente, el hijo de un artillero: Manuel Chaves. ¿Y qué hizo la Junta de Chaves con el Hospital Militar que estaba funcionando a pleno rendimiento? Pues cerrarlo. Tal como suena. En una Sevilla de carencias sanitarias y de falta de camas hospitalarias, cerraron sin más un hospital que no era una bomba, como las de la Artillería del padre de Chaves, sino un bombón. Dijeron que iban a arreglar no sé qué, cuando aquello funcionaba perfectamente hasta el último día que dependió de los militares. Y destinaron (¡hala!) un presupuesto de 55 millones de euros para las reformas. No sé qué reformas. Y empezaron las obras en 2006, pero en julio de 2011 se paralizaron. ¿Por qué? Dicen que por falta de liquidez en la Junta de Chaves, que apaleaba millones...para asar una vaca. Y así, hasta hoy: chirrín, chirrán. El Militar lo ha desvalijado el propio SAS, que ha ido sacando allí cuanto necesitaba para equipar otros hospitales andaluces. Lo han desguazado y sabe Dios qué se habrán llevado los rumanos del carrito. Y ahora, en vez de exigir responsabilidades a Chaves por cerrarlo, culpan al PP de no cumplir su promesa de abrirlo. Una incongruencia.

Cuando en Cádiz, en San Fernando, en la Real Isla de León, con el Hospital de San Carlos en pleno funcionamiento tenemos el ejemplo de lo que podía haber sido y no fue el Militar. En San Fernando está el antiguo Hospital Naval de San Carlos, heredero del Real Colegio de Cirugía de la Armada, una nueva construcción de 1981. Era de la Armada hasta 2002, cuando se integró en la red hospitalaria del Ministerio de Defensa...precisamente la que cerró el Militar de Sevilla, como antes había cerrado el Pabellón Vasco como Hospital del Ejército del Aire. En 2014, el Ministerio de Defensa se desentendió del Hospital de San Carlos y lo cedió a la Junta. ¿Y qué hizo la Junta? ¿Cerrarlo como el Vigil de Quiñones hasta echarle encima una buena paletada de millones de euros? No: integrarlo automáticamente, de un día para otro, en el complejo sanitario del Hospital Universitario Puerta del Mar. El antiguo Hospital Naval de San Fernando es, por así decirlo, una planta más del Puerta del Mar. Como el Hospital Militar de Sevilla podía haber quedado perfectamente integrado en la red del SAS como una dependencia más del Valme o del Virgen del Rocío. Pero no. Hay centros sanitarios que tienen la negra. El abandono y saqueo del Militar me recuerda al absurdo cierre y derribo del Equipo Quirúrgico del Prado, cuyos quirófanos y consultas funcionaban perfectamente y descongestionaban las urgencias de Traumatología. Sin saber por qué, fue cerrado y luego derribado y ahora es...un solar con el que no saben qué hacer y al que han puesto un vallado presssssioso. ¿Críticas al PP por no abrir el Militar como prometió? No, auditoria a Chaves por las razones inexplicables de un cierre de algo que funcionaba perfectamente y exigirle responsabilidades. Porque lo del Hospital Militar chorrea sangre si se mira por donde hay que mirarlo y no por las críticas al actual consejero de Salud.

 
Informacion