promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Mie

24

Abr

2019

Fiesta rave en el «tranvía» PDF Imprimir E-mail

ABC SEVILLA-ALBERTO MALLADO-26.02.2019

Hay quien ha decidido poner en uso las infraestructuras del tranvía de Alcalá antes de que se ponga en marcha. Y lo han hecho con una finalidad que difícilmente se podía imaginar para esta construcción. Una de las paradas del tranvía y las infraestructuras aledañas se han usado este sábado para organizar una fiesta rave en la que bailar desde la madrugada hasta la mañana del día siguiente.

Las fiestas rave se organizan para escuchar y bailar música electrónica que pincha un dj. Suelen ser fiestas ilegales, que se organizan para iniciados y que se hacen en lugares abandonados o en entornos rurales. Su organización requiere de un equipo de sonido, varios altavoces potentes, alguna batería o generador para alimentar el equipo y música hasta que el cuerpo aguante. En el tranvía de Alcalá parece que han encontrado un lugar idóneo. Aquí nadie los molestó puesto que lo más próximo al lugar es el polígono San Nicolás donde no hay actividad el fin de semana y además las infraestructuras del tranvía carecen de vigilancia, así que por la mañana o más bien al mediodía se marcharon del lugar sin dar lugar a intervención de la autoridad.

A los pies de una de las paradas, hay una construcción del tranvía que está techada, perfecta para recoger el sonido y proteger del relente. Allí instalaron el equipo y pusieron en marcha la fiesta que se prolongó toda la noche. A las diez de la mañana aún quedaban unas 50 personas, muchas de ellas bailando desenfrenamente. Un paseante que hacía ejercicio a esa hora de la mañana por la zona indica que eran evidentes los síntomas del consumo de estupefacientes en quienes estaban en la fiesta.

Esta utilización amplia el catálogo de «usos alternativos» del tranvía de Alcalá, que comenzó a construirse hace once años y que no tiene fecha prevista de finalización. En los apoyos del viaducto del Zacatín de Alcalá un grupo de aficionados a la escalada ha instalado presas que se emplean como apoyos en su deporte y utilizan la infraestructura para practicar. En buena parte de su trazado se ha usado como almacén de suministros de material metálico y con total impunidad y haciendo uso de maquinaria pesada han robado las vías o las barandillas, en algunas estaciones se han llevado hasta los ladrillos. En la zona norte de Alcalá, las vías se emplean como lugar de paseo y ejercicio por los vecinos, que han hecho del trazado del tranvía un concurrido lugar de esparcimiento y han creado la expresión, «ir a andar por el metro» para referirse a esta actividad.

Hace unos días, el viceconsejero de Fomento, Jaime Raynaud visitó el trazado del tranvía y su departamento hizo una primera estimación del coste de lo robado de unos 2,7 millones de euros. No obstante la administración hará, según indicó el viceconsejero, un estudio detallado de los sobrecostes que supondrán todo lo que ha sido robado o vandalizado, que también es bastante. En la estación final de Alcalá por ejemplo han arrancado las placas de pizarra del recubrimiento de las paredes.

Según indicó la Consejería está estudiando la posibilidad de incrementar la vigilancia de este trazado para evitar nuevos daños al recorrido ya ejecutado. Ya en mayo del año pasado, cuando la Federación de Industriales y Comerciantes de Alcalá (FICA) denunció los robos de vías y otros elementos, la Junta, entonces en manos del PSOE anunció que pondría vigilancia, en las obras ejecutadas.

 
Informacion