promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Mar

07

Dic

2010

CARRANZA CUMPLE EL SUEÑO DE EXPONER SU COLECCIÓN EN SEVILLA PDF Imprimir E-mail

La Real Academia de Bellas Artes Santa Isabel de Hungría le otorgará la Medalla de Oro de la institución

Vicente Carranza lo reconoció ayer. Su estirpe pertenece a la de esa clase de «coleccionismo humilde» que tiene que dejar la pieza soñada por no disponer de medios suficientes. Así se presentó ayer este ceramista manchego que, con su sacrificio y su tesón, ha sido capaz de reunir casi mil piezas de cerámica sevillana de las que un total de 171 se exponen desde ayer en tres salas de la parte alta del Cuarto del Almirante del Real Alcázar.

Este viejo sueño que Carranza tenía proyectado para Sevilla se vio por fin ayer culminado después de muchos años de negociaciones, «largos días de inquietudes, sufrimientos y satisfacciones», como bien lo definió en la presentación de la exposición la delegada municipal de Cultura, Maribel Montaño. No en vano, la expectación que había en el Real Alcázar era muy grande teniendo en cuenta que don Vicente venía acompañado por una cohorte encabezada por su esposa, Pepita, y en la que no quisieron faltar el alcalde de Daimiel —la ciudad en donde nació este ceramista— junto a toda su corporación municipal, así como la consejera de Cultura de Castilla La Mancha. No en vano, junto a Sevilla existen otros dos centros con cerámica de Carranza, el de Daimiel y el de Toledo.
En la parte alta del Cuarto del Almirante se pueden contemplar joyas de la cerámica de Sevilla desde los siglos XII al XVIII. Sin embargo, y a pesar de lo exultante que se mostraba ayer este coleccionista, reconoció que aún no se sentía satisfecho del todo: «A las tres salas le falta una cuarta que estaba prevista en un principio y que contendrá cerámica de Pickman y de Triana de los siglos XIX y XX». A este respecto, Montaño contestó que, aunque el próximo día 15 se va a celebrar un consejo del Patronato del Real Alcázar, no está en el orden del día que se trate este tema de una cuarta sala, tema que se estudiará no antes de 2011: «Es un debate que queda pendiente por parte del Patronato del Alcázar, que desean compatibilizar esta exposición permanente con otras temporales. Por eso, de las cinco salas de la parte alta del Cuarto del Almirante, se decidieron reservar dos a dichas exposiciones temporales».
También la delegada de Cultura señaló que el presupuesto de esta exposición de la colección Carranza se ha elevado a un total de 400.000 euros que ha aportado íntegramente el Ayuntamiento de Sevilla a través del Instituto de la Cultura y las Artes de Sevilla (ICAS). Ahí se incluyen los costes de los traslados de las obras, los seguros, el montaje de las salas, la vigilancia, la limpieza, etc. Además, Montaño matizó que las obras del futuro Centro de Cerámica de Triana «van a buen ritmo» aunque aún no hay fecha para su inauguración. En dicho lugar se expondrán unas 500 piezas de la colección Carranza que están restauradas, amén de otras obras de Antillano Campos que sí tienen que ser reparadas.
Durante la inauguración de esta exposición estuvo muy presente la figura de Miguel Ángel Carranza, hijo de don Vicente, que falleció a los 38 años de edad y que compartía con él su pasión por la cerámica. Con una voz rota por la emoción, este coleccionista evocó la figura de su vástago, quien demostró tener una predilección especial por la cerámica de Triana. De hecho, un busto de Miguel Ángel preside la entrada de la muestra de la colección que lleva su nombre.
Por último, la presidenta de la Real Academia de Bellas Artes Santa Isabel de Hungría, Isabel de León, marquesa de Méritos, anunció ayer que esta institución le otorgará a Vicente Carranza su Medalla de Oro.

 
Informacion