promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Jue

30

May

2019

Urbanismo debió cerrar el bar de Los Perdigones hace años PDF Imprimir E-mail

VIVA SEVILLA-SANTIAGO SALAS DE VEGA-18.09.2018

La Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento de
Sevilla debió revocar hace
años la concesión para la explotación del bar de la Torre
de Los Perdigones debido a la
reiteración en los impagos en
la que su adjudicataria, una
Unión Temporal de Empresas
(UTE) conformada por las sociedades Segual Proyectos
Hosteleros y City Sightseeing
España, incurrió desde el momento de su adjudicación, el
año 2005, hasta 2016.
Once, en total, sin abonar
el canon anual estipulado
(12.461 euros) en el pliego de
condiciones, y que igualmente contemplaba explícitamente que el incumplimiento
por parte de la adjudicataria
en este sentido implicaría la
extinción de la licencia.
"Las faltas muy graves (no
satisfacer el canon era una de
ellas) se sancionarán con
multas de 901,524 a 3.005,06
euros y la clausura del kiosko
(...) La reiteración o reincidencia en la comisión de faltas muy graves llevará consigo la extinción de la concesión", preveía el pliego de la
concesión en matera de sanciones. Y en cuanto a los plazos, también eran claros: "El
retraso en el pago superior a
15 días la primera vez o a 5 días la segunda y siguientes,
supondrá la rescisión automática del contrato".
cultad para resolver la concesión de Los Perdigones.
En concreto, no sería hasta
el año siguiente (mayo 2017)
cuando la UTE decidió afrontar el pago de esos tres ejercicios que restaban. Lo hizo,
aunque no sin muchas dificultades, a la vista de la fórmula propuesta entonces a la
Gerencia de Urbanismo.
Viva Sevilla también ha tenido acceso a esa segunda
carta de pago. En ella, la UTE
liquida los "15.522 euros" del
"ejercicio 2013" pero, al mismo tiempo, solicita fraccionar el resto de la deuda aún
pendiente: 31.067 euros por
los cánones de 2014 y 2015.
Se da la circunstancia de
que en ese mismo plazo de
tiempo (a finales de abril,
cuando la UTE decide ejecutar el pago), Urbanismo, desconocedora de este nuevo
abono, comunicó a la UTE
que procedía "al inicio de los
trámites correspondientes
para la resolución del contrato de concesión con incautación de la fianza depositada".
Ante ello, la UTE se comunicó con Urbanismo por medio de una carta firmada por
su gerente, también consultada por este periódico, en la
que advertía a la Gerencia de
los pagos realizados tanto en
septiembre de 2016 como en
ese momento, mayo de 2017,
así como de su solicitud "para
el aplazamiento del resto de
la deuda (31.067 euros)".
La adjudicación fue publicada en el BOJA el 9 de junio
de 2003, pero no fue hasta
2005 cuando empezó a operar. Hoy, año y medio después, la licencia sigue vigente
(está firmada hasta 2019) pese a la "reiteración" en los impagos, uno de los supuestos
previstos para su extinción.
Viva Sevilla ha tenido acceso a la carta de pago que la
UTE presentó el 30 de agosto
de 2016 por valor de
124.232,41 euros. En su desglose, se incluye un extenso
listado de los cánones que estaban pendientes de pago
desde que empezó a operar el
negocio, 11 años antes, así como recibos de IBI que tampoco habían sido satisfechos.
Sin embargo, aquel pago
consumado hace ahora dos
años no cubría la totalidad de
la deuda contraída. En esa
carta se abonaban los ejercicios 2005 a 2012, incluidos recargos e intereses. Pero las
anualidades de 2013, 2014 y
2015 no figuraban. En ese momento (septiembre de 2016),
pues, la deuda de la UTE había quedado satisfecha sólo
en parte. De hecho, y pese al
abono, Urbanismo seguía teniendo en ese momento facultad para resolver la concesión de Los Perdigones.
En concreto, no sería hasta
el año siguiente (mayo 2017)
cuando la UTE decidió afrontar el pago de esos tres ejercicios que restaban. Lo hizo,
aunque no sin muchas dificultades, a la vista de la fórmula propuesta entonces a la
Gerencia de Urbanismo.
Viva Sevilla también ha tenido acceso a esa segunda
carta de pago. En ella, la UTE
liquida los "15.522 euros" del
"ejercicio 2013" pero, al mismo tiempo, solicita fraccionar el resto de la deuda aún
pendiente: 31.067 euros por
los cánones de 2014 y 2015.
Se da la circunstancia de
que en ese mismo plazo de
tiempo (a finales de abril,
cuando la UTE decide ejecutar el pago), Urbanismo, desconocedora de este nuevo
abono, comunicó a la UTE
que procedía "al inicio de los
trámites correspondientes
para la resolución del contrato de concesión con incautación de la fianza depositada".
Ante ello, la UTE se comunicó con Urbanismo por medio de una carta firmada por
su gerente, también consultada por este periódico, en la
que advertía a la Gerencia de
los pagos realizados tanto en
septiembre de 2016 como en
ese momento, mayo de 2017,
así como de su solicitud "para
el aplazamiento del resto de
la deuda (31.067 euros)".
La adjudicación fue publicada en el BOJA el 9 de junio
de 2003, pero no fue hasta
2005 cuando empezó a operar. Hoy, año y medio después, la licencia sigue vigente
(está firmada hasta 2019) pese a la "reiteración" en los impagos, uno de los supuestos
previstos para su extinción.

 
Informacion