promo

Lun

10

Jun

2019

Un empresario madrileño compra el antiguo cine trajano PDF Imprimir E-mail
Cines

ABC SEVILLA / 30/05/2019

M.J. Pereira

El empresario madrileño Emilio Castillejos Montes, propietario de la empresa Ocean Falcon, ha comprado el cine Trajano, un edificio diseñado por Aníbal González y declarado en ruina en 2014. Este promotor inmobiliario, que ha rehabilitado múltiples edificios de Lisboa, ha declarado a ABC que restaurará el inmueble con total respeto a la Ley de Patrimonio nacional y andaluza. No obstante, asegura que «aún no tengo decidido cuál será el uso final: viviendas, teatro, apartamento turístico u hotel».

El antiguo cine X de la calle Trajano cerró sus puertas hace más de quince años y formará parte del catálogo de Bienes de Interés Cultural (BIC), ya que la Junta está tramitando su protección. El Ayuntamiento llegó a notificar a los propietarios antiguos la venta forzosa del edificio por no cumplir con el deber de mantenimiento, como ocurrió con el inmueble de la plaza de la Encarnación donde ha abierto ahora un hotel de cuatro estrellas.


El edificio conocido como Cine Trajano, antes Salón de Variedades Lido, es un inmueble de una «indudable calidad arquitectónica», que fue diseñado en los años 20 por el arquitecto Aníbal González. «Ejemplifica los patrones del regionalismo, evidentes en especial en sus rasgos compositivos y estilísticos, y en el trazado y ejecución material de sus fachadas y galerías del patio de la sala», según ha declarado la Asociación de Defensa del Patrimonio de Andalucía (Adepa).

Desde hace más de quince años el edificio no ha tenido uso alguno y fue declarado en ruina el 30 diciembre de 2014. Poco después se incluyó en el registro municipal de solares abandonados desde abril de 2015.

Cuando se culmine la inscripción del inmueble en el Registro de BIC de la Junta, «se procederá a revisar las actuaciones realizadas y a reiniciar el procedimiento que se interrumpió acorde con las nuevas condiciones urbanísticas del inmueble», según el Ayuntamiento, que rechazó el proyecto de los antiguos propietarios para hacer un garaje con varias plantas y locales comerciales por la transformación tan agresiva que suponía para el inmueble.

Castillejos ha manifestado que no le preocupa lo más mínimo que el antiguo cine Trajano sea inscrito en el catálogo de BIC «porque tengo una amplia trayectoria en la rehabilitación de edificios con gran valor patrimonial».

 
Informacion