promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Mar

11

Ene

2011

EL TSJA DECIDIRA EL DIA 19 SI EL JUICIO DE MARTA SERA ANTE UN JURADO O UN TRIBUNAL PDF Imprimir E-mail
Por fin el Tribunal Superior de Justicia ha puesto fecha a su decisión sobre el caso Marta del Castillo después de más de cuatro meses desde que el magistrado designado para presidir el juicio decidiera que el juicio recayera en un tribunal profesional.
Ayer, fuentes del Alto Tribunal Andaluz, confirmaban que el próximo día 19 tendrán lugar una en la sala de lo civil y penal de ese órgano para decidir sobre los recursos y dilucidar si debe ser un jurado o un tribunal profesional quien juzgue a Miguel Carcaño y a sus cómplices mayores de edad.
Así las cosas, la vista, que será pública, se ha fijado para cinco días justo antes de que empiece en el juzgado de menores el enjuiciamiento contra el menor, El Cuco, que también está acusado por la violación y muerte de la joven Marta del Castillo. En el retraso del Alto Tribunal para fijar esta vista también ha influido que la presidencia ha estado vacante o en manos de un interino desde que se jubiló Augusto Méndez de Lugo ya que Lorenzo del Río no tomó posesión como presidente hasta hace sólo unos días.
Opiniones distintas
En cualquier caso, en la vista pública estarán presentes por un lado el fiscal y la acusación particular, que desean que el asesino confeso y sus cómplices sean juzgados por un tribunal popular como había decidido el propio juez de instrucción. Y por otro tendrán que emitir su opinión las propias defensas que, a excepción de la del propio Carcaño, que no recurrió el tema, desean que sea un tribunal profesional qu ien los juzgue. De hecho tanto la representación jurídica del hermano de Miguel, Francisco Javier Delgado, como la de la novia de éste, María García, o la del propio Samuel, prefieren un tribunal profesional.
Fue Javier González, presidente de la sección VII de la Audiencia de Sevilla, que había sido designado para presidir el jurado sobre el caso, quien a primeros del pasado mes de septiembre, le dio la vuelta al caso decidiendo que fuera a parar a un tribunal profesional en lugar de a un jurado basándose en la reciente jurisprudencia del Tribunal Supremo sobre los delitos conexos y su competencia.
Los argumentos en los que se basó para ello fueron que, del relato de los hechos realizado por el propio Carcaño y por el menor, El Cuco, se deducía que la principal finalidad del asesino y su cómplice no fue la de matar a Marta sino violarla y que luego decidieron darle muerte «para impedir que pudieran ser descubiertos los hechos que acababan de llevar a cabo, esto es, las agresiones sexuales».
Además el magistrado argumentó también esto en que, tras perpetrar el crimen, los acusados limpiaron el piso de la calle León XIII de Sevilla donde se produjeron los hechos para intentar eliminar «la sangre y los demás vestigios» de la víctima que provenían «no de la muerte violenta, que fue por asfixia, sino de las previas agresiones sexuales».
Sin embargo, la opinión de la Fiscalía era que el caso debe ser juzgado por un jurado porque considera que no está clara cuál era la finalidad de los acusados, y también por el derecho de la víctima a un juicio rápido y sin vaivenes. Además, el Ministerio Público considera que cuando no es posible dilucidar cuál era la verdadera finalidad de los acusados, el caso debe enjuiciarse por el sistema que corresponda al delito que lleve la pena más grave. Y en esta circunstancia sería el asesinato que corresponde a un jurado y no a un tribunal profesional. La acusación particular que representa a la familia de Marta también desea que el caso sea juzgado por un jurado.
Entretanto, y cuando están a punto de cumplirse los dos años de la desaparición de la joven Marta del Castillo, Miguel Carcaño sigue en la prisión de Morón. Sin embargo, para evitar que se cumplan los dos años de encarcelamiento y expire la prisión preventiva, el Ministerio Público tiene previsto soliciar en los próximos días una prórroga de ésta.
Carcaño se enfrenta a una petición de 52 años de cárcel por el asesinato y violación de la joven. Su juicio sigue hoy por hoy sin fecha y la familia de Marta, sin rastro del cuerpo.

Lorenzo del Río cree que lo «lógico» sería un mismo tribunal para todos

 
Informacion