promo

Mar

19

Nov

2019

La epopeya que cambió el mundo PDF Imprimir E-mail
1º Vuelta al Mundo

VIVA SEVILLA-CARLOTA MUÑOZ-13.09.2019

L
a exposición El viaje
más largo, acto cumbre del programa para
el V Centenario de la
primera vuelta al mundo que
podrá verse en el Archivo de
Indias hasta el 23 de febrero,
propone una travesía de cincuenta minutos contada en
primera persona por sus protagonistas. El relato que nos
ofrece de aquella epopeya humana que cambió el mundo
conocido ha sido posible gracias a un trabajo riguroso de
investigación comandado por
los comisarios Antonio Fernández Torres, Guillermo Morán y Braulio Vázquez, estos
dos últimos archiveros del Archivo de Indias.
El cuaderno de bitácora de
los tres años de expedición
(1519/1522) se ha elaborado
con un centenar de documentos y piezas originales, la mayoría de ellos conservados en
la antigua Casa de la Contratación sevillana.
La primera de las seis escalas que conforman El viaje
más largo (sueño) recrea el
momento en el que Magallanes presentó en la Corte de
Castilla su proyecto para llegar a las especerías. El Rey
Carlos I decidió involucrar a la
Corona en la expedición, que
fue comercial, sí, pero también un reto diplomático.
El Tratado de Tordesillas y
las Capitulaciones de la Armada de la Especería fijaron
los límites de lo estrictamente
permitido. En resumen: no pisar suelo portugués.
El comisario Braulio Vázquez lo explica recurriendo a
la historia, obviamente. Portugal y España libraban en
aquellos momentos una guerra para "captar talento" con
el que ganar la carrera por
conquistar nuevos mundos.
"Era algo similar a la carrera
espacial entre la URSS y
EEUU en los años 60".
El sueño, tras la firma de
las Capitulaciones, se convirtió en un proyecto al que dar
forma. Es el momento de la
segunda escala, la partida. La
burocracia de la Corona castellana era propia de uno de
los imperios más potentes de
la época.
Innumerables documentos
contables detallan, a modo
de excell moderno, los nombres de los 245 integrantes de
la tripulación, sueldos, profesionales, víveres y materiales
embarcados para intercambiar con los hombres que se
encontraran en las tierras ignotas... Una réplica de las cinLa epopeya que cambió el mundo
Réplicas de las naos van indicando el camino a seguir en la exposición El viaje más largo, en el Archivo de Indias hasta el 23 de febrero. EFE
co naves que zarparon de Sevilla el 10 de agosto de 1519 (la
San Antonio, la Trinidad, la
Concepción, la Victoria y la
Santiago) señala el camino
hacia la tercera escala de el
viaje, la exploración.
En este punto de la exposición, al centenar de documentos originales que conforman la "columna vertebral"
de la muestra, se le suman
materiales audiovisuales y
piezas etnográficas que impregnan la gesta de mayor
dramatismo, como bien reflejan las cartas de Maximiliano
Transilvano, secretario del
Rey Carlos I: "Rogamos al capitán Magallanes que hubiese a bien sacarlos de aquella
desventura, que se volviese
atrás y que la bastase y contentase con haber llegado
adonde osadía ni temeraria
de algunos de los mortales jamás había osado".
Pero el que fue y ha pasado a
la historia como el más importante cronista de la primera
vuelta al mundo se llamaba
Antonio Pigafetta. Su relato se
impuso como el único relato
de lo ocurrido, aunque en él
no se mencione ni una sola vez
a Elcano... Su testimonio es un
"best seller de la época, con
una difusión tremenda hasta
nuestros días", reconoce el comisario Guillermo Morán.
Pese a todas las vicisitudes,
Magallanes no estaba dispuesto a ceder. Una recreación muy original del Estrecho de Magallanes y la vista
de una noche estrellada en el
Pacífico dan paso a la cuarta
escala: el destino.
Ya en la mitad del recorrido de la exposición, se pueden contemplar algunos de
los documentos históricos
más impactantes, como es el
caso del libro de las paces del
Maluco.
Muerto Magallanes en una
trifulca con moradores de la
actual isla de Filipinas, es el
momento de que Elcano, al
mando de la Victoria, inicie el
regreso (quinta escala). Desafiando a la naturaleza y a las
técnicas de navegación de la
época, contra todo pronóstico, consigue llegar a las costas portuguesas.
La "labor quirúrgica" en
torno a la documentación
existente sobre esta epopeya
toca puerto en la sexta escala,
la transformación.
El viaje más largo es la
constatación de que a los exploradores de entonces les
unen a los actuales los mismos sentimientos y emociones: el momento del adiós, el
hombre ante la inmensidad,
el miedo, la superación...
"Esta exposición es un homenaje al espíritu explorador
del hombre hacia lo desconocido", resume el comisario y
marino Antonio Fernández
Torres.

 
Informacion