promo

Mar

03

Dic

2019

Destrozan el coche a un taxista que denunció amenazas en el aeropuerto de Sevilla PDF Imprimir E-mail
Taxi

Diario de Sevilla / 27/11/2019

Fernando Pérez Ávila

Un taxista que denunció amenazas en el aeropuerto de Sevilla se ha encontrado con su coche destrozado en los alrededores de su domicilio. El vehículo tiene todas las lunas fracturadas, los espejos retrovisores rotos, daños en los faros, los neumáticos pinchados y varios golpes en la carrocería. El ataque ocurrió la madrugada del sábado 23 de noviembre en un municipio del Aljarafe.

La Guardia Civil está investigando los hechos y está revisando las cámaras de seguridad de los establecimientos próximos a la zona en la que ocurrió el ataque. Todo apunta a que se trata de un acto de sabotaje en represalia por la denuncia que este taxista presentó contra otros profesionales del sector, después de unas amenazas recibidas el 4 de noviembre, el día de la gala de los premios MTV.

Este taxista, junto con otro compañero, denunciaron ante la Policía Nacional el acoso y las amenazas que tuvieron que soportar cuando recogían a unos clientes que habían concertado previamente sus servicios en la parada de la terminal aérea. Ambos profesionales trabajan con agencias de viaje que les envían los clientes y no pertenecen a la asociación Solidaridad del Taxi, que ostenta de facto el monopolio sobre la parada del aeropuerto.

Hace unos días, otro taxista sufrió el hostigamiento de varios miembros de esta asociación cuando iba a recoger a unos clientes en el aeródromo de San Pablo. El presidente de Solidaridad, Antonio Velarde, aparecía en el vídeo que los propios miembros de esta entidad grabaron y difundieron, y en el que se les ve rodeando el taxi e insultando al conductor.

Las Fuerzas de Seguridad investigan si ambos incidentes están relacionados con este nuevo ataque ocurrido en el Aljarafe. Este taxista había sufrido antes pinchazos en las ruedas cuando había acudido a la parada del aeropuerto a recoger a algún cliente concertado previamente, pero nunca un destrozo tan grande, y tampoco un ataque en las inmediaciones de su domicilio.

Los destrozos del coche han impedido que el profesional pueda trabajar durante una semana, con lo que le han supuesto un grave perjuicio económico. Todos estos hechos representan una nueva escalada de tensión en el sector del taxi. Más de 30 taxistas del aeropuerto están siendo investigados por varios delitos en la macrocausa de la mafia del taxi, que dirige el juzgado de Instrucción número 8 de Sevilla.

Pese a estas medidas judiciales, la persecución que siguen sufriendo los taxistas de la capital andaluza que van a prestar servicio al aeropuerto sin pertenecer a esta asociación sigue siendo diaria. Muchos de ellos han sufrido pedradas, lanzamiento de huevos, pinchazos en los neumáticos, insultos y amenazas continuas cada vez que recogen clientes en la zona de taxis concertados de la terminal. A algunos, como al taxista al que rodearon hace unos días, le pintaron su número de teléfono móvil particular junto con una oferta de servicios sexuales en los aseos del aeropuerto.

 
Informacion