promo

Mie

19

Feb

2020

Los proyectos municipales para la rehabilitación de la Torre de Don Fadrique y la Muralla de la Macarena acceden al 1,5% cultural y serán abordados en 2020 PDF Imprimir E-mail
Convento de Santa Clara

www.sevilla.org-29.11.2019

Los proyectos elaborados por el Ayuntamiento de Sevilla, a través de la Gerencia de Urbanismo, para la rehabilitación de la Torre de Don Fadrique, en el Convento de Santa Clara, y la Muralla de la Macarena han obtenido las resoluciones definitivas por parte del Ministerio de Fomento y han accedido por tanto a la cofinanciación estatal a través del programa del 1,5% cultural. Con esta resolución se podrá iniciar la tramitación y, por tanto, aprobar la licitación de los proyectos con el objetivo de que se puedan ejecutar durante 2020 tal y como prevé el proyecto de presupuestos del Ayuntamiento de Sevilla. En total, ambos proyectos suman una inversión de 2 millones de euros, que se cofinanciará entre ambas administraciones.

"Se trata de un paso decisivo en el proceso de recuperación y puesta en valor para estas dos piezas fundamentales del patrimonio histórico de la ciudad. Confiamos en que las obras puedan comenzar a lo largo del segundo semestre de 2020", según ha comentado el delegado de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo del Ayuntamiento de Sevilla, Antonio Muñoz.

Concretamente, en el caso de la Torre de Don Fadrique, el Ministerio aportará la cantidad equivalente al 41,24 por ciento del presupuesto del proyecto de ejecución de las obras, que equivale a 449.896,24 euros. El Ayuntamiento de Sevilla, a través de la Gerencia de Urbanismo, se hará cargo, por su parte, del 58,76 por ciento restante, esto es, del pago de 641.045,06 euros, alcanzando ambas cantidades la suma de 1.090.941,30 euros a que asciende la totalidad del presupuesto de la intervención.

La Torre de Don Fadrique es uno de los elementos más significativos y reconocidos del antiguo Convento, en el que la Gerencia de Urbanismo ha desarrollado desde el año 2002 sucesivos proyectos de rehabilitación que han permitido recuperar un 40 por ciento del conjunto, y que han supuesto una inversión aproximada de 8 millones de euros. Se trata de una construcción de planta cuadrada de 7,70 metros de lado, con tres plantas de altura y azotea almenada con portada de estilo románico, basamento de sillares y el resto de fábrica de ladrillo.

Con el paso de los años, su estado de conservación ha empeorado, presentando tanto problemas en su interior como en su exterior, además de evidentes deterioros de las carpinterías, entre otras patologías. A la vista de ello, el proyecto previsto por la Gerencia de Urbanismo para su recuperación recoge, entre otras actuaciones, las siguientes:

Limpieza generalizada del interior de la torre.
Adecuación del sistema de iluminación para adaptarlo a la nueva normativa y mejorar la luz interior.
Revisión de la cubierta.
Sustitución y/o restauración de las carpinterías deterioradas y colocación de mallas de protección en los huecos para evitar la entrada de palomas.
Tratamiento y consolidación de los elementos de piedra y de los paramentos de ladrillo interiores y exteriores, afianzando las piezas de las cornisas y elementos ornamentales con peligro de desprendimiento.
Aplicación de tratamiento herbicida a fin de impedir la colonización de especies vegetales.
Al margen de los trabajos proyectados en la torre, la intervención de la Gerencia de Urbanismo para su puesta a punto incluye también el acondicionamiento de los jardines que la rodean, así como del acceso a los mismos desde la calle Santa Clara, a través de la Portada de Maese Rodrigo. Así, se plantea también la recuperación de esta portada, de estilo tardo gótico y que perteneció al antiguo colegio de Santa María de Jesús, localizado en la Puerta de Jerez, antes de que fuera demolido en los años previos a la exposición de 1929.

Para garantizar su conservación, se desmontará la cubierta para reparar la bóveda y se ejecutará una estructura de madera nueva, similar a la original. De igual forma, se retirarán los revestimientos disgregados o en peligro de desprendimiento y todos los elementos metálicos que hayan perdido su función original. Se limpiará y consolidará además la piedra de la portada y, finalmente, se lijará y tratará adecuadamente la cancela.

En cuanto a los jardines, la actuación sobre este espacio comenzará con una limpieza general del mismo, que incluirá todos los elementos pétreos existentes: escaleras, muros de contención y pretil de la alberca central. Conjuntamente, se realizará una poda controlada en función de las necesidades de cada una de las especies vegetales y se limpiarán y desbrozarán los parterres existentes. Entre las acciones previstas, se incluye también una picada de los paramentos verticales y una limpieza y preconsolidación de los muros de ladrillo que forman el perímetro del jardín, para afianzar las piezas de las cornisas y elementos ornamentales que tengan peligro de desprendimiento. En este contexto, todas las faltas detectadas serán repuestas con elementos de similares características.

Por último, el proyecto abordará una intervención sobre los restos de carpinterías de los muros perimetrales y se restaurarán los elementos de cerrajería existentes en todos los huecos.

Proyecto de Conservación de la Muralla de la Macarena

Respecto al proyecto de conservación de la Muralla de la Macarena, el presupuesto global de la intervención asciende a 920.172,21 euros, de los que el Ministerio aportará 397.918,35 euros, el 43,24 por ciento, correspondiendo a la Gerencia de Urbanismo sufragar el 56,76 por ciento restante, equivalente a 522.253,86 euros.

Se pretende consolidar y restaurar todo el lienzo de la muralla comprendido entre la Puerta de Córdoba y el Arco de la Macarena. Se trata de trabajos de carácter estructural que tendrán por objeto el afianzamiento y el refuerzo de los elementos dañados de la estructura portante, a la vez que la restitución de sus valores históricos y arquitectónicos mediante técnicas reconocibles que eviten confusiones miméticas. En esta actuación sobre la Muralla, está previsto también acondicionar la Torre Blanca de cara a la creación en el futuro en la misma de un "Centro de Interpretación de la Muralla de la Macarena".

La intervención sobre la Muralla incluye asimismo actuaciones a nivel de suelo sobre la liza –el espacio existente entre la muralla y la barbacana– con el propósito de poder abrir este espacio al tránsito de visitantes.

 
Informacion