promo

Mie

27

Ene

2021

Los aluniceros vuelven a esquivar a la Justicia PDF Imprimir E-mail
Seguridad

Abc Sevilla / 13/01/2021

Silvia Tubio

La Audiencia Provincial de Sevilla dictaba a principios de mes un auto que suponía de facto la puesta en libertad de los últimos cinco aluniceros que habían sido apresados por la Policía Local tras haber asaltado uno de los comercios de la cadena Aromas. Los jóvenes han pasado menos de dos meses en prisión provisional. El tribunal cuestiona que se pueda probar en estos momentos que los sospechosos conforman una organización criminal; si bien en el mismo auto, publicado hace unos días por ABC, recoge los extensos historiales delictivos de cada uno de ellos y deja abierta la puerta a que se pueda modificar esa valoración en función del avance de las investigaciones. Aunque para entonces los implicados ya estén en la calle y se corra el riesgo de que vuelvan a delinquir. Algo que no es improbable teniendo en cuenta sus historiales.

La decisión judicial ha causado una gran indignación en ámbitos policiales a pesar de que es una historia que se repite y que tiene como trasfondo la incapacidad del sistema judicial y penitenciario de poner freno a los delincuentes reincidentes como los aluniceros. Un fracaso que favorece la sensación de impunidad con la que actúan unos ladrones que acumulan antecedentes hasta alcanzar cifras escandalosas. Unas entradas en prisión que como demuestran sus historiales no sirven para reinsertarlos en la sociedad. Por tanto, algo falla.

Sirvan de ejemplo los cinco aluniceros que ha puesto recientemente la Audiencia Provincial en libertad. El presunto líder de la banda es uno de los aluniceros más activos en estos momentos. Alberto D. R. tiene 21 antecedentes policiales por delitos de robo, contra la seguridad vial, atentado, sustracción de vehículo a motor, daños, allanamiento de morada y resistencia. Nunca ha sido juzgado ni sentenciado.

Otros nombres propios del alunizaje como el Ivi se ha pasado a actividades delictivas más lucrativas
Pero tener una condena tampoco es garantía de que este perfil de delincuente se lo piense a la hora de volver a las andadas. Francisco Javier R. G., otro de los que han quedado en libertad recientemente, tiene 12 anotaciones en diligencias de la Policía por robo con fuerza, receptación, contra la seguridad vial y contra la salud pública. Según recoge la Audiencia en su auto ya ha sido condenado en varias ocasiones y cuenta en su haber con cinco sentencias condenatorias ya firmes dictadas entre 2016 y 2019 por conducir sin permiso. Por su parte, Manuel G.H., implicado en el mismo procedimiento, tiene cuatro antecedentes policiales por robo con fuerza, receptación y contra la seguridad vial y tiene tres sentencias firmes condenatorias.

32 antecedentes
Otro de los aluniceros que está dando mucho trabajo a los cuerpos policiales es Antonio C. M. Tiene los mismos años que antecedentes policiales: 32. ha sido arrestado por robo con violencia, amenazas, atentado y malos tratos. Las mismas fuentes consultadas señalan que en estos momentos hay una nueva generación de aluniceros que están sustituyendo a otros conocidos delincuentes de la zona, que han optado por abandonar este negocio para pasarse a otro tipo de actividades delictivas más lucrativas como el narcotráfico. Es el caso de Iván H.P, conocido como Ivi, quien también lideró un grupo de aluniceros hace unos años. La aparición de nuevos nombres es un síntoma preocupante para los cuerpos policiales porque evidencia que el sistema no consigue frenar un fenómeno que afecta significativamente al comercio.

Para tratar de hacerles frente, la Policía Nacional ha creado recientemente un grupo especializado en delincuencia urbana para afinar las investigaciones. El objetivo es abordar policialmente estas bandas como grupos organizados que son capaces de cometer numerosos robos; de tal manera que puedan sostenerse acusaciones de más peso en los procedimientos judiciales y obtener al final condenas. La falta de indicios para determinar que era una banda fue uno de los argumentos que esgrimió la Audiencia Provincial a la hora de poner en libertad a los últimos aluniceros, a pesar de los antecedentes.

 
Informacion