promo

Jue

25

Feb

2021

Asenjo anuncia la inminencia del inicio de la restauración de la iglesia de Santa Clara PDF Imprimir E-mail
Convento de Santa Clara

Diario de Sevilla / 23/02/2021

Juan Parejo

La guinda a su episcopado. Así ha definido este lunes el arzobispo de Sevilla, monseñor Asenjo, la restauración de la iglesia del antiguo convento de Santa Clara, en el barrio de San Lorenzo. El arzobispo, en la inauguración de la muestra cofradiera In Nomine Dei, ha avanzado que el inicio de la rehabilitación es inminente. De hecho, la Gerencia de Urbanismo tiene previsto conceder la licencia de obras este martes.

Asenjo, como ya hiciera la semana pasada en la entrevista concedida a este periódico, ha añadido que ya ha empezado la restauración de las esculturas de Martínez Montañés de los retablos del templo. Esta tarea se está realizando en el taller de restauración de la Archidiócesis, que fue inaugurado hace unos meses en el Palacio Arzobispal.

La Archidiócesis adjudicó el pasado mes de noviembre las obras a la empresa especializada Sanor, que presentó la mejor oferta desde el punto de vista económico y técnico, según el criterio de los técnicos de la Archidiócesis. La obra se llevará a cabo en el plazo de un año y medio. El coste de la intervención está contemplado en el convenio suscrito entre el Ayuntamiento de Sevilla y la Archidiócesis y asciende a algo más de tres millones de euros.

La gran variedad de obras a realizar en el edificio abarcan desde la reparación de una relevante carpintería de lazo, como la consolidación, aplome y atirantado de la espadaña, la reconstrucción y consolidación de múltiples forjados y la redistribución de la crujía adyacente a la iglesia. Todos estos trabajos se basan en unos criterios básicos de respeto y valoración de la arquitectura existente, como pueden ser el de mínima intervención, la autentificación de cada elemento o el empleo no restrictivo del criterio de diferenciación.

El proyecto de restauración de los bienes muebles contempla intervenir en las siguientes obras: retablo mayor y retablos laterales, todos de Juan Martínez Montañés, el artesonado general, la sillería del coro y la sillería de los pies de la iglesia (coro bajo). Entre las patologías más reseñables que se han observado en el conjunto de las obras, destaca el deterioro general por falta de mantenimiento, la acumulación de polvo y depósitos naturales, pérdidas volumétricas, pérdidas de materia en soporte, preparación y capa pictórica; grietas o fisuras en la superficie y barnices o pinturas aplicados en época contemporánea, entre otras.

 
Informacion