promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Mar

09

Mar

2021

Asenjo: «Creo que el nombramiento de mi sucesor será tras la Semana Santa» PDF Imprimir E-mail

Abc Sevilla / 17/2/2021

Javier Macias

El arzobispo de Sevilla, monseñor Juan José Asenjo, inaugura la Cuaresma en ABC a pocas semanas de que se produzca el relevo en la Archidiócesis. El prelado habla de su estado de salud y del proceso de sucesión en el que está inmerso.

¿Cómo se encuentra?

Mi estado general es bueno en líneas generales. El problemas son los ojos, porque he perdido prácticamente el ojo derecho y sólo conservo el 20% del izquierdo, la visión periférica, pero tengo muchas dificultades para leer y las voy sorteando con la ayuda de la ONCE. Estoy contengo y acepto lo que el Señor ha permitido en mi vida.

Hace dos meses mandó usted una carta a la Santa Sede pidiendo que se acelerase su sucesión. ¿Qué ha ocurrido para que siga demorándose?

Yo he vuelto a insistir al señor nuncio en la conveniencia de que se acelere mi sustitución porque estoy muy limitado. Procuro cumplir con mi deber pero otras actividades no puedo realizarlas por mis circunstancias personales y también por la pandemia. Sería necesario que cuanto antes la Santa Sede nombrara mi sucesor. En ello estamos.

¿Tiene alguna fecha en mente para el relevo?

Pienso que será después de Semana Santa. De todas formas, hay que tener en cuenta que entre el nombramiento del sucesor y la toma de posesión suelen mediar dos meses. Creo que será para abril, mayo o incluso junio cuando sea lleve a efecto.

¿En qué estado está el proceso?

A mí me pidió la Santa Sede un informe sobre la situación de la diócesis que yo di en 16 folios. Me pedía un retrato robot del pastor que se necesitaba y una terna. Cumplí esta petición y ya el nombramiento no depende de mí, sino del Papa. Desearía un pastor cercano a los fieles, un hombre de Dios.

¿Qué es lo que más le apetece hacer cuando deje el cargo?

Yo tenía mis proyectos de estudiar y publicar algunas cosas. Cuando vine de Roma en 1978 traía unas carpetas con mucha documentación que había obtenido en el Archivo Secreto Vaticano y que pensaba dar a conocer y publicar. Hoy con estas limitaciones en la vista me parece muy difícil. Dedicaré tiempo a la oración y a la música clásica, que a lo largo de esta año ha sido un refugio muy consistente. Cultivaré también las relaciones con las personas que he conocido en Sevilla y a las que quiero. También procuraré ayudar a mi sucesor a lo que me pida. Por lo demás, pretendo llevar una vida sencilla y oculta como las monjas de clausura.

Usted se marcha y deja una diócesis ordenada en todos sus ámbitos. ¿Qué le ha faltado por hacer?

Hemos hecho muchas cosas: la Facultad de Teología, la renovación del Seminario, la creación del Seminario Menor, la atención al patrimonio... Las obras de Santa Clara comenzarán seguramente la semana que viene. Falta sólo la licencia municipal. Hace dos meses inauguramos el taller de restauración. He procurado también servir a los sacerdotes y estar cerca de ellos y a los pobres con el fortalecimiento de Cáritas. Hemos insistido a las hermandades en este flanco concreto. Los cinco Centros de Orientación Familiar son para mí un orgullo. Podríamos haber hecho muchas más cosas, pero hemos hecho lo que hemos podido. Si no he llegado más lejos será por mis propias limitaciones, pero no me ha faltado buena voluntad.

 
Informacion