promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Mar

23

Mar

2021

El Bellas Artes de Sevilla celebrará el IV centenario de Valdés Leal con una gran exposición PDF Imprimir E-mail

Abc Sevilla / 17/3/02021

Jesús Morillo

Cuando se habla de pintura sevillana del siglo XVII, inmediatamente vienen a la memoria de cualquier conversador los nombres de Diego Velázquez, Bartolomé Esteban Murillo o Francisco de Zurbarán, pero si la conversación se acota a consideraciones estéticas y filosóficas del Barroco y cuestiones como la 'vanitas' —esas alegorías sobre la vacuidad de la vida ante la muerte—, aquella se singulariza alrededor de la figura de Juan de Valdés Leal.

Esta reflexión sobre la 'vanitas', en su famoso díptico para el Hospital de la Caridad, ha convertido al pintor sevillano, del que se cumple en 2022 el IV centenario de su nacimiento, en el artista barroco por excelencia y en una referencia constante, con obras en grandes pinacotecas como el Prado y el Louvre, y conceptual en el arte contemporáneo, reivindicado, por solo mencionar un ejemplo, por los artistas que gravitaron en torno a la galería La Máquina Española.
Este IV aniversario del nacimiento de Juan de Valdés Leal no podía pasar desapercibido para la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico, cuya titular es Patricia del Pozo, motivo por el cual trabaja desde el último trimestre del pasado año en la organización de una gran exposición que permita revisar su figura a la luz de las últimas investigaciones científicas.

La idea no es otra, señalan fuentes de la Consejería, que la de seguir profundizando en uno de los mayores representantes del Barroco sevillano, como ya se hiciera con éxito en las antológicas dedicadas en los últimos años por el Museo de Bellas Artes de Sevilla a Murillo y Juan Martínez Montañés.


La exposición, que aún no tiene fijado un título, abriría sus puertas en la pinacoteca sevillana el próximo 2 de diciembre y se clausuraría el 27 de marzo de 2022, año en el que se cumplen los cuatrocientos años del nacimiento de Valdés Leal, que fue bautizado un 4 de mayo de 1622 en la parroquia de San Esteban.

La primera desde 1991
La muestra, recuerdan desde Cultura y Patrimonio, será la primera antológica en torno al artista barroco en treinta años, esto es, desde la que organizaron el Museo de Bellas Artes y el Museo del Prado en 1991 para conmemorar los trescientos años de su muerte. Aquella exposición se pudo ver en Madrid, Bilbao y Sevilla.

Esta nueva antológica, como sucedió con 'Murillo IV centenario' y 'Montañés, maestro de maestros', está organizado por el Museo de Bellas Artes de Sevilla, con su directora, Valme Muñoz, al frente. Para darle contenido, se está trabajando con la cifra de sesenta obras, entre pinturas, escultura, dibujos, grabados y libros. Se contará con los fondos de la propia pinacoteca, que se quieren revisar a la luz de las últimas investigaciones, pero también de instituciones nacionales e internacionales.

Desde la Consejería señalan, en ese sentido, que se han solicitado obras a centros de arte como el Prado y el Louvre, así como a museos británicos y órdenes religiosas y hermandades, como la Santa Caridad, que alberga las que pueden ser sus dos obras más conocidas, 'Las postrimerías', pero también el no menos lleno de simbología barroca 'Miguel de Mañara leyendo la Regla de la Santa Caridad'. Con todas estas instituciones se está actualmente en conversaciones, añaden, pero ya cuentan con el 'sí' de la Catedral de Jaén, para contar con su 'San Fernando', y con obras de la colección del Palacio de Viana en Córdoba.

Pintura barroca sevillana
Hay que recordar, en ese sentido, que la capital cordobesa es otra de las ciudades en las que desarrolló su carrera el pintor sevillano, del que están documentadas dos estancias en la ciudad. En la segunda pintó una de sus obras más conocidas, 'La Virgen de los plateros', un encargo de este gremio cordobés y que se conserva en su Museo de Bellas Artes.


Por esa vinculación con Córdoba, tendría sentido que la exposición o algunas de sus piezas pudieran verse también en esa ciudad durante el IV centenario, como sucedió con la efeméride de Martínez Montañés, en la que se sucedieron dos exposiciones: una en su localidad natal, Alcalá la Real; y otra en Sevilla, donde desarrolló el grueso de su producción escultórica.

En los próximos meses, la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico irá concretando y perfilando los detalles que deberán dar cuerpo a la exposición que celebre el genio barroco de Valdés Leal, una iniciativa que continúa la línea de trabajo que desarrolla en el Bellas Artes con las temporales anteriormente citadas. Estas exposiciones no solo mantienen vivo el interés del público por el museo sino que permiten profundizar en el conocimiento de la pintura barroca sevillana, tan apreciada internacionalmente.

 
Informacion