promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Vie

20

Ene

2012

LA UNESCO PUBLICARA EN MAYO SU DECISION SOBRE LA TORRE PELLI PDF Imprimir E-mail

La Organización de las Naciones Unidas para la Ciencia, la Educación y la Cultura (Unesco) no tiene previsto dar a conocer su decisión sobre el impacto de la Torre Pelli en los monumentos declarados patrimonio de la Humanidad de Sevilla —Catedral, Archivo de Indias y Real Alcázar— hasta mediados de mayo. Lo hará, a través de su página web, seis semanas antes de que se reuna en San Petersburso el Comité de Patrimonio Mundial, donde además se revisará el estatus en el que quedan los citados monumentos.

 

De momento, la Unesco sólo da cuenta de la visita que, en noviembre de 2011, cursaron dos de sus expertos a Sevilla. La visita de enmarcó dentro del expediente tramitado sobre el proyecto promovido por la sociedad Puerto Triana, —participada mayoritariamente por Cajasol-Banca Cívica—, para construir en la Cartuja una torre de 178 metros, a 1,5 kilómetros de los monumentos declarados Patrimonio de la Humanidad. La Unesco recuerda que sus técnicos —José Aguiar, perteneciente al Centro de Patrimonio Mundial de la Unesco, y Elvira Petroncelli, miembro del Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (Icomos)—, visitaron entre el 7 y el 9 de noviembre la capital hispalense después de que en las tres últimas sesiones del Comité de Patrimonio Mundial se discutiera el impacto que el citado rascacielos podría tener sobre los monumentos de la ciudad y, recoge explícitamente, que se requirió a las autoridades parar su construcción para evitar cualquier impacto adverso sobre aquellos.

La Unesco señala que sus técnicos se reunieron con las autoridades locales y nacionales, con las empresas afectada y con las ONG's para hablar sobre el proyecto y que analizaron expresamente el impacto de la torre en los valores universales del lugar.

Parte del informe elaborado por los técnicos tras su visita a Sevilla —los «documentos relevantes»—, se dará a conocer seis semanas antes de la reunión del Comité de Patrimonio Mundial que se celebrará en San Petersburgo a finales de junio. El expediente que allí se analice surgirá tanto del análisis de los informes de los expertos como de «la revisión de cualquier documento adicional» al respecto.

La reunión de San Petersburgo, pues, será clave, ya que allí se revisará el estatus de la Catedral, el Archivo de Indias y el Real Alcázar. Es decir, si se considera que la construcción del rascacielos de la Cartuja perjudica a estos monumentos podrían incluirse en la lista de patrimonio mundial en peligro —un paso previo a la exclusión de esa prestigiosa calificación—. Si la decisión es que no, mantendrán su calificación de Patrimonio de Humanidad.

 
Informacion