promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Lun

23

Ene

2012

LANDA CREE QUE LA TORRE PELLI NO AFECTARÁ AL ALCAZAR Y LA CATEDRAL PDF Imprimir E-mail

El primer teniente alcalde del Ayuntamiento de Sevilla y delegado del Real Alcázar, Javier Landa, no cree que este recinto palaciego, el Archivo de Indias y la Catedral sean despojados finalmente de la declaración de Patrimonio de la Humanidad. Mientras la Unesco tramita un expediente sobre los efectos en el patrimonio histórico de la torre de 178 metros promovida en la isla de la Cartuja por la sociedad Puerto Triana —propiedad de Cajasol—, Landa sostiene que Sevilla «puede conjugar realmente» su historia con el futuro, aunque de todas formas «este Ayuntamiento no pondría en peligro en ningún momento» la declaración de Patrimonio Mundial.

 

D La Unesco ha requerido a España para que, antes del 1 de febrero de 2012, entregue un informe sobre el «estado de conservación» de los monumentos de Sevilla declarados Patrimonio de la Humanidad; la Catedral, los Reales Alcázares y el Archivo de Indias, dando además cuenta de la «evolución» de la torre en cuestión.De hecho, el pasado mes de noviembre, el arquitecto portugués José Aguiar, un experto del Centro de Patrimonio Mundial de la Unesco, y la arquitecta italiana, Elvira Petroncelli, miembro del Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (Icomos por sus siglas en inglés), visitaron la ciudad al objeto de recabar in situ información para el mencionado expediente, que nuevamente habrá de ser elevado a debate en 2012 en el seno de la XXXVI sesión del Comité de Patrimonio Mundial de la Unesco. Cuestionado sobre la posibilidad de que, finalmente, la Unesco decida despojar a los citados monumentos de su declaración de Patrimonio de la Humanidad, Javier Landa ha respondido

directamente que no cree «que eso ocurra».

D «El Ayuntamiento nunca pondría en peligro ese atributo de Patrimonio de la Humanidad», ha dicho el delegado del Real Alcázar, quien no obstante ha reconocido que «serán los técnicos de la Unesco, que de hecho vinieron aquí, quienes tendrán que decidir si la torre afecta o no al patrimonio artístico que tenemos». Desde su perspectiva, Sevilla es una ciudad que «puede conjugar realmente su historia, sin que ésta sea puesta en peligro, con el futuro». «Si no, nos quedaríamos prácticamente en la Edad Media», se ha encogido de hombros el primer teniente de alcalde del Ayuntamiento de Sevilla. En ese sentido, ha argumentado que «la zona de amortiguamiento que rodea al Real Alcázar, el Archivo de Indias y la Catedral es de un radio de unos 1,6 kilómetros» y la torre promovida por Puerto Triana en la isla de la Cartuja «está mucho más lejos de esa zona de amortiguamiento». A su juicio, así, la protección del patrimonio histórico y el progreso de la ciudad «no van a estar reñidas, porque

una cosa no quita a la otra».

 
Informacion