promo

Mar

21

Sep

2021

El hospital perdido y hallado PDF Imprimir E-mail
Hospitales Edificios

Abc Sevilla / 02/07/2021

Antonio Burgos

Cuando las oficinas de objetos perdidos publican los que tienen guardados a disposición de quien demuestre ser su dueño se encuentran las cosas más dispares y absurdas: desde una pierna ortopédica a una dentadura postiza o la rueda de repuesto de un viejo Cuatro Latas de Renault. Pero hasta ahora no se había encontrado un hospital en la oficina de objetos perdidos de la Junta. Y así ha sido. Sin que los que se fueron en buena hora lo advirtieran en el traspaso de poderes, la Junta se ha encontrado en La Cartuja con un hospital cuya existencia desconocían los expertos en Salud y todos los sevillanos en general. Era un hospital cuya primera piedra colocó solemnemente el alcalde Monteseirín en 2008, y se anunció como centro de referencia en el tratamiento contra el cáncer. Iba a explotarlo una empresa privada, y la Junta y el Estado, de momento, se gastaron 30 millones de euros, 30, en este edificio de 4 plantas y 3 sótanos, dos de ellos de aparcamiento. Que estaba terminado cuando llegó el «gobierno del cambio» a la Junta y se encontró con esta bacalá, una de tantas en la Sanidad andaluza, como el Hospital Militar abandonado y saqueado y desvalijado, o el Equipo Quirúrgico, derribado sin saber por qué y convertido en un solar sin destino.
La empresa que tenía que hacerse cargo del Hospital de la Cartuja debía gastarse 14 millones de euro en el equipamiento del edificio, pero pegó el barquinazo, se tuvo que quedar la Junta con ella y si te he visto no me acuerdo. El caso es que el Hospital de la Cartuja, gracias a Dios no saqueado como el Militar, ha estado cerrado 10 años, hasta que Salud se lo ha encontrado en la oficina administrativa de objetos perdidos. Como lo que decía el Catecismo Ripalda sobre la infancia de Cristo: «El hospital perdido y hallado a los diez años por la Junta en La Cartuja». El hospital perdido fue hallado por el trabajador y muy efectivo consejero de Salud, Jesús Aguirre, y le ha faltado tiempo en ponerse manos a la obra para sacar provecho de un ignorado edificio de tal magnitud. Creo que ya están allí los albañiles para hacer como en el Hospital Militar: poner en regadío de asistencia sanitaria cuanto antes sus 12.661 metros cuadrados. Donde piensan trasladar la Maternidad del Macarena, para descongestionar las habitaciones de tres camas y cumplir así lo que prometió Chaves de habitaciones individuales. Según ha anunciado Aguirre, este nuevo hospital de La Cartuja acogerá todas las unidades relacionadas con Obstetricia y Ginecología y la atención posterior de los recién nacidos. El nuevo Hospital Cartuja-Macarena acogerá, además, tecnología de vanguardia «nunca antes utilizada en España relativa a nuevas técnicas para cirugía y radiodiagnóstico temprano del cáncer, como es el caso de la resonancia de campo abierto». Mejor, desde luego, no lo pueden estar haciendo en materia de sanidad pública. Porque, mientras, la puesta en servicio del resto del Hospital Militar sigue adelante. No todos los días se encuentra uno un hospital en la oficina de objetos perdidos por la Junta.

 
Informacion