promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Mie

22

Feb

2012

ZOIDO PAGA 11,5 MILLONES COMO ULTIMA FACTURA DE LAS SETAS PDF Imprimir E-mail

Hacienda seguirá abonando cada mes 60.000 euros por el alquiler de su sede

Día 17/02/2012
La Gerencia De Urbanismo ha abonado a la constructora Sacyr 11,5 millones de euros para hacer frente al sobrecoste del reformado que sufrió el proyecto Metropol Parasol y que fue reconocido por la anterior Corporación municipal. Se trataría del último pago por la construcción del complejo que realizó esta empresa, a su vez concesionaria de las instalaciones durante las próximas cuatro décadas. Los servicios jurídicos de la Gerencia de Urbanismo confirmaron la legalidad y que procedía realizar el pago pues en su día fue aceptado el reformado. Esto ha obligado al nuevo gobierno municipal a detraer de otras partidas para terminar de pagar un proyecto del anterior mandato cuyo coste final supera los cien millones de euros.

Preguntado ayer por la partida que se ha detraído del presupuesto para pagar esta última deuda derivada de la construcción de «las setas», como popularmente se conoce el complejo, el alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, no pudo precisarlo, pero lamentó con ironía que sigue sin poder encontrar en Urbanismo el dinero que aportaron al PGOU los propietarios y promotores de los futuros desarrollos urbanos de la ciudad. Como se recordará, buena parte de esos ingresos al PGOU fueron utilizados por el anterior gobierno municipal en el pago del proyecto Metropol Parasol. La ironía del alcalde coincide con las quejas de la patronal de la construcción Gaesco, que lamenta que muchas de las áreas de expansión marcadas en el PGOU no se han urbanizado, lo que podría retrasar su puesta en valor en el momento en el que la crisis permita retomar la actividad al sector inmobiliario.

No obstante, la relación económica de la concesionaria y el Ayuntamiento no termina con el pago de esta última factura por la construcción. Urbanismo y Sacyr siguen en negociaciones después de que el Ayuntamiento se negara a abonar el canon de 455.000 euros, que el exalcalde Sánchez Monteseirín acordó pagar anualmente a la concesionaria para compensar el acceso gratuito de los sevillanos al mirador del parasol. El delegado de Urbanismo Maximiliano Vílchez ya advirtió que los sevillanos seguirían accediendo de forma gratuita, sin pagar «ni directa ni indirectamente».

Asimismo, el Ayuntamiento está obligado a abonar algo más de 60.000 euros al mes por el uso de la sede de Hacienda de la plaza de la Encarnación. El edificio municipal se utilizó como parte del pago a la constructora por la ejecución de las obras de Metropol Parasol. Al no haber encontrado el Ayuntamiento otra sede alternativa hubo de suscribir un contrato de alquiler de sus dependencias desde el pasado mes de julio. Fuentes municipales señalaron a ABC que esta situación se mantendrá en los próximos meses ya que, aunque se trabaja en un proyecto para unificar las sedes de la Recaudación y la Hacienda municipal, no hay alternativa a corto plazo para proceder definitivamente a la mudanza. Sacyr seguirá ingresando mensualmente por este concepto fondos municipales.

 
Informacion