promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Mie

21

Mar

2012

Luz verde al primer aparcamiento en el Casco Histórico tras prohibirlo el PGOU PDF Imprimir E-mail

La licencia «provisional» para un garaje junto al Metropol reabre el debate del tráfico privado en el centro

Día 29/02/2012 - 07.22h

Se abre la veda definitivamente. El Gobierno municipal sevillano del PP, que titubea desde hace meses con su «modelo» de movilidad para el casco histórico, parece dar vía libre definitivamente a la puesta en marcha de nuevos aparcamientos en el mismo centro de la ciudad, iniciando así un camino que va justo en la dirección contraria a la del equipo socialista que gobernó hasta el año pasado y que contraviene al Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), profundamente restrictivo con ese aspecto. A los pasos dados ya para que el tráfico tenga mayor penetración en el núcleo histórico (especialmente el de la llegada de líneas de autobús a la Plaza del Duque), el gabinete de Juan Ignacio Zoido emprende ahora el camino para que los coches regresen definitivamente al centro —alternativa deseada y solicitada por el gremio de comerciantes—, algo que se favorecerá con la implantación de parkings rotatorios. Uno de ellos ya tiene vía libre. Se dispondrá en el solar que ha dejado el derribo del antiguo mercado «provisional» (más de 30 años allí) de La Encarnación, en el rincón de la plaza del Metropol-Parasol más cercano a la calle Regina. En ese terreno irá un parking «provisional».

La parcela ha quedado expedita tras derribarse el antiguo edificio hace unas semanas y una vez quedó desalojado de colectivos okupas. Sus propietarios pidieron entonces a la Gerencia Municipal de Urbanismo la concesión de una licencia para la puesta en marcha de un aparcamiento «provisional», forma jurídica encontrada para esquivar lo que prescribe el PGOU, que impide ese uso. Después de varias semanas de análisis de la documentación por los técnicos, el Ayuntamiento finalmente ha accedido a conceder la licencia para ese aparcamiento, que empezará a adecentarse en breve con el vallado y la colocación de una casetilla de control con barreras en la entrada. Según han transmitido los propietarios a Urbanismo, se trata de «una demanda vecinal» ante la falta de aparcamientos en la zona, si bien parece evidente que el garaje servirá también de apoyo a quienes vayan a «las setas», su mercado, sus bares o el comercio que allí se instale. Algo que beneficia a la empresa que explota el vanguardista recinto, Sacyr, la misma que lo construyó por más de cien millones de euros. Metropol-Parasol carece de aparcamiento y el provisional que se va a poner en marcha resultará muy útil para los intereses de quien explota la zona comercial. Indudablemente.

Los coches, de este modo, atravesarán para llegar al nuevo aparcamiento una zona hasta ahora peatonal, el lateral de la plaza que va de la calle Imagen hasta la embocadura de Regina. Porque la idea de Urbanismo es convertir en calzada para los vehículos ese flanco bajo los propios parasoles y junto a los veladores ya instalados. Cuyo pavimento, por cierto, no está preparado para el paso de tráfico y quedará ennegrecido en poco tiempo, al estilo de lo ocurrido con la zona central de la plaza que conecta Imagen con Laraña, por donde ahora pasan ya autobuses. Coches bajo las «setas». Aquello del «modelo de ciudad» da un giro radical.

En su capítulo «Accesibilidad al centro histórico», el PGOU es claro y habla de «proteger del tráfico motorizado y de sus efectos no deseados» a la zona céntrica, considerando sólo la opción de aparcamientos de residentes como «equipamiento necesario» para éstos y descartando de pleno los rotatorios, que «se construirán sólo en el exterior del casco» y en sus «bordes». Se señala incluso el objetivo de «eliminar aquellas plazas de aparcamiento en superficie que no sean las imprescindibles para garantizar las zonas de carga y descarga y la solidaridad con las personas de movilidad reducida». El paso dado en La Encarnación, el primero, supone justo lo contrario a todo esto.

Planteamiento opuesto

Y es que el Gobierno local del PP no oculta cuál es su planteamiento. Tras derogar el Plan Centro, el del control con cámaras para acceder al casco histórico y tiempos límite de permanencia, ha recuperado la conexión de autobús con la Plaza del Duque y ahora pasará a dotar la zona más céntrica de la ciudad de plazas de aparcamiento, aspecto en que el déficit es enorme independientemente de lo dictado por el PGOU. En ello trabajan en Urbanismo, que en breve presentará un plan de acción con varias novedades importantes en forma de nuevos aparcamientos en el centro, donde se pretende multiplicar las plazas para paliar las evidentes carencias que ha generado la política anterior; la cual no casa con la visión del PP de dar facilidades para llegar al centro histórico en coche. Para la nueva filosofía no sirven los planes de la etapa anterior. «En el centro es obvio que faltan plazas de aparcamiento y este Gobierno va a hacer lo posible para atender esa demanda y que el acceso a esa inmensa zona comercial sea más sencillo», indicaban desde el Gobierno local. Clarísimo.

Así, se ultiman detalles de algún aparcamiento en rotación, del estilo del «provisional» de La Encarnación. Se trabaja, por ejemplo, en un proyecto del mandato anterior que pretende volver a impulsarse en la zona de la Casa de la Moneda —que ha quedado casi cerrada al tráfico rodado— y la Torre de la Plata, junto a la que ya hay un parking para residentes. Incluso se estudia recuperar la «ampliación» del parking subterráneo del Paseo de Colón y, especialmente, el proyecto en la Alameda de Hércules.

Camino marcado

 
Informacion