promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Mar

05

Jun

2012

ANDALUCIA DE LOS NIÑOS CUMPLE 6 MESES DE ABANDONO PDF Imprimir E-mail
Día 31/05/2012 - 22.59h

A finales del pasado año Isla Mágica devolvió la gestión del parque de maquetas de Andalucía de los Niños, que fue uno de los mayores atractivos de la Expo, a su propietaria, la Junta de Andalucía. Allá por el mes de marzo, desde la dirección general de Patrimonio de la Consejería de Hacienda estudiaba como buscar una salida a ese conjunto tan singular en un período de tan escasa disponibilidad de dinero como el actual. Hacienda se planteaba varias alternativas, desde la restauración de las maquetas a su traslado a una nueva ubicación y no descartaba recurrir a patrocinadores para reducir los gastos y hacer posible la recuperación de este parque. A día de hoy no hay ninguna decisión tomada al respecto.

Los años y la falta de interés que este espacio tenía para los visitantes de Isla Mágica, a pesar de la construcción de una pasarela sobre la avenida José Galvez, que servía de conexión entre el parque temático y Andalucía de los Niños, había hecho que el espacio terminase cerrando sus puertas provocando el deterioro, cuando no el expolio de piezas, algunas únicas. Y es que, cabe recordar, allí se invirtieron 900 millones de las antiguas pesetas (5,4 millones de euros) en la construcción no sólo de las aproximadamente 70 maquetas que reproducían muchos de los monumentos históricos y naturales de Andalucía —allí estaban la Giralda, la mezquita de Córdoba o la Alhambra con Sierra Nevada al fondo— sino también un sistema mecánico que le daba vida. Andalucía de los Niños se concibió como un lugar para mostrar lo que fuimos pero también nuestras propuestas de un futuro marcado en ese momento por las nuevas infraestructuras, como el AVE. De hecho, la reproducción de los molinos de viento que ya se habían instalado en la comunidad para generar energía o los trenes que entonces circulaban por Andalucía fueron retos de la comunidad reproducidos gracias al empeño de unos pocos.

Maquetas de trenes

Fueron maquetistas andaluces los que construyeron, a escala 1/32 la mayoría de aquellos trenes, y la estructura que hizo posible que circulasen como los de verdad entre las reproducciones de monumentos. Así se construyeron dos unidades eléctricas 440 (Cercanias), cuatro unidades automáticas diesel (los llamados camellos usados también en cercanías); dos locomotas de vapor; seis locomotoras diesel eléctricas, dos composiciones de talgo pendular y dos composiciones de Ave. La ejecución de estas últimas fue toda una hazaña, sobre todo si se tiene en cuenta que se hicieron cuando aún no se había puesto en funcionamiento el tren de alta velocidad. A todo ello se sumarían 100 vagones de mercancía, 20 coches de viajeros y hasta un expreso europeo (este comprado en Andorra), que completaban las composiciones de los trenes que circulaban por 980 metros de vía.

A pesar de la premura con la que se hizo el encargo y de los problemas surgidos con la avería, pocos días antes de la inauguración de la Expo, del sistema de riego enterrado que en teoría iba a dar agua a los bonsais que al final se regaban cada mañana inundado de tierra las vías, que se limpiaban, igualmente, cada mañana, durante la Expo el movimiento de los trenes, junto con el del teleférico o los barcos, se convirtió en uno de sus principales atractivos. Hoy todos, trenes, barcos, molinos de viento y teleférico, están parados a la espera de lo que decida la Junta.

Propuestas para volver a sacar partidos a este parque de maquetas, ha habido muchas. Entre los aficionados a ese mundo, que temen que con el traslado las maquetas se desmorone, apuntan que no estaría mal crear una escuela taller que, además de recuperar esas reproducciones de monumentos y trenes, creara expectativas en una práctica que tiene su salida laboral en la ejecución de maquetas para grandes proyectos arquitectónicos y de ingeniería.

 
Informacion