promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Mar

12

Jun

2012

POR QUE LO LLAMAN UNESOCO SI QUIEREN DECIR ARBITRARIEDAD PDF Imprimir E-mail

SEVILLA-MGQ- DIARIO LA RAZON

Axioma: «Un rascacielos a una distancia x de una zona protegida pone en peligro el Patrimonio»... en según qué casos. La Unesco no tiene un criterio claro a la hora de amenazar un enclave. Eso se infiere de la lectura de las 218 páginas del informe del Comité de Patrimonio Mundial. La conclusión es que, dependiendo del lugar, de los intereses y de la defensa que se haga se toma una decisión u otra. Resulta evidente que en Sevilla, la estrategia del Ayuntamiento de cara al rascacielos –hasta anteayer, y no es un decir, no ha dejado de titubear en su postura, añadiendo todavía que la torre no le gusta y que forma parte de la herencia maldita del PSOE– no ha ayudado a salvaguardar ni la resolución de Patrimonio  del Alcázar, la Catedral y el Archivo de Indias ni la seguridad jurídica.



A Sevilla la Unesco le da unos meses para parar la obra, si no quiere ser castigada. En Italia, sin embargo, emplazan al año 2014 para que informe exclusivamente sobre el estado de conservación de Villa Adriana, situada en medio de una campiña y donde se ha parado la construcción de un vertedero en sus inmediaciones. En este caso, el organismo no formula amenazas si prosigue el proyecto de construir 120.000 metros cuadrados de edificios en la «zona buffer».

En Inglaterra, se obvian los rascacielos de las inmediaciones de la Torre de Londres y sobre el nuevo Shard de Renzo Piano (300 metros de altura, a menos de 200 metros de la Torre de Londres y que inaugurará el Duque de York el 4 de julio). En este caso, paga Qatar, uno de los principales «mecenas» de la Unesco. Casualmente. En esta ocasión, se reconoce el planteamiento de «área de oportunidad» y se le pide al Gobierno que regule mejor y amplíe el área de protección para futuras construcciones. Ni lista negra, ni amenaza. Y se da de plazo hasta 2014 para que informe sobre el estado de conservación, al igual que con la zona de Westminster (muy directamente afectada por el London Eye).

Llama la atención observar dónde están los bienes que el Comité propone para entrar en la «lista negra» de Patrimonio «en peligro», no para quitarles la declaración. Mali. Panamá. Costa Rica. Bolivia. Pakistán. Líbano. Saint Lucia (Caribe). Tailandia. Tanzania. Kenia. Camerún. Australia (la Gran Barrera). Rusia, en tres ocasiones, una de ellas el lago Baikal por enésima vez. Y la Ciudad Marítima de Liverpool (1.300.000 metros cuadrados edificables junto al antiguo puerto). No menos llamativo es que en la ciudadela de Sana’a, en Yemen, se hayan construido múltiples edificios modernos en altura, restaurado partes con materiales inadecuados y ocupado áreas verdes desde 2001. La Unesco sólo pide un nuevo informe para 2013.

La casuística de muy grave (El Cairo, por ejemplo) deterioro irreversible de bienes sobre los que no se formula ninguna advertencia (incluidos los países afectados por enfrentamientos armados) es  múltiple. En Brasil, incluso, el Estado le ha quitado la protección al 72% de un parque natural forestal o Iguaçu se queda sin agua y la Unesco sólo se propone visitas de inspección y más informes. No hace tanto, se realizaron muy «serias» advertencias a Machu-Pichu y al parque del Ngorongoro y, al final, quedaron en «recomendaciones».

 

Carma, la US, Gaia-Heritage y consultores del organismo, a favor
Cajasol cuenta a favor de la torre con informes elaborados por expertos, entre ellos el Grupo Carma; equipos de arquitectos de la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Sevilla; y de Gaia-Heritage, organismo internacional para la protección del patrimonio; así como consultores de la propia Unesco. Coinciden en que no hay afección visual sobre los edificios catalogados. El rascacielos está a 1.700 metros de los monumentos y el conjunto está

 
Informacion