promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Lun

18

Jun

2012

LAS EMPRESAS URGEN A QUE SE PLANTEEN SOLUCIONES AL TRAFICO POR LA TORRE PELLI PDF Imprimir E-mail

El Círculo de Empresarios de Cartuja traslada a Zoido las demandas de la isla, sobre todo la falta de alternativas de circulación cuando se abra el coloso

Día 16/06/2012

El crecimiento imparable de la Torre Pelli en el extremo sur de La Cartuja no sólo alerta a los conservacionistas por el impacto en el patrimonio de Sevilla, sino también a las empresas instaladas en la isla ante los más que previsibles problemas de tráfico que conllevará la puesta en marcha de las oficinas y comercios del rascacielos y el centro comercial anexo. Y es que el proyecto carece de plan de tráfico paralelo pese a la envergadura de la obra y el aumento notable de la circulación que generará. El anterior proyecto de Puerto Triana fue precisamente paralizado porque el Gobierno municipal obligó a los promotores a confeccionar un complejísimo plan de tráfico por la afección en la zona que incluso suponía variar los usos urbanísticos de alguna parcela. Tanta minuciosidad -que acabó tumbando aquel proyecto- contrasta con la coyuntura actual, en la que el complejo promovido por Cajasol avanza sin alternativas de tráfico dispuestas.

Por ello, la cuestión de la movilidad en la isla centró en la mañana de ayer el encuentro en el Ayuntamiento del Círculo de Empresarios de La Cartuja con el alcalde, Juan Ignacio Zoido, y el delegado de Economía y Empleo, Gregorio Serrano, reunión en la que las empresas del Parque Tecnológico Cartuja 93 -cuyo presidente, Isaías Pérez Saldaña, también estuvo presente- expusieron sus principales demandas y asuntos pendientes de resolver. La principal, tráfico, especialmente en los accesos por la zona sur, junto a Triana. Los empresarios temen un colapso en la confluencia de la Torre Pelli con la salida hacia Huelva, el Muro de Defensa y la Avenida Carlos III, y le trasladaron al regidor su preocupación por ello, sobre todo por el efecto llamada de la zona comercial con aparcamientos incluidos. Zoido prometió atender el tema de manera inminente y poner a trabajar a la Delegación de Movilidad de Demetrio Cabello para empezar a plantear soluciones a la circulación en lo que está llamado a ser un punto negro, especialmente por el retraso en la llegada de línea de metro correspondiente a esa zona.

Entre los asuntos de movilidad que los empresarios llevaban en la cartera también estaba el de la falta de aparcamiento en otras zonas de la isla más apartadas de Puerto Triana y muy especialmente la necesidad de integrar mejor a la isla en la ciudad, conectándola de una manera más completa de lo que está ahora; sobre la mesa, en este apartado, la construcción pendiente de dos pasarelas y un puente más, vitales para las empresas ubicadas al otro lado del río, que anhelan que Cartuja 93 sea una parte más de la ciudad. Eso sí, desde el Gobierno municipal se especificó al Círculo de Empresarios que aquella idea de crear un nuevo distrito en La Cartuja, el famoso «Distrito 12», ha quedado definitivamente descartada y no forma parte de los planes ni a corto ni a medio plazo. Las prioridades son otras.

Ampliar ahora

Además, la asociación empresarial de Cartuja puso en la mesa su deseo de ampliar cuanto antes el parque tecnológico aprovechando parcelas que ahora mismo están sin uso y que se pretenden reutilizar, como alguno de los solares que van a quedar libres y que hasta ahora ocupaban las dependencias de la Policía Local en la parte de la isla colindante con Carlos III -básicamente almacenes y aparcamientos- o alguna otra parcela en zonas intermedias que mejorarían mucho la cohesión del parque empresarial. Al hilo de esto, precisamente, se hizo mención especial a la posibilidad de conectar mejor con la zona empresarial el Estadio Olímpico, cuyos enlaces dejan mucho que desear a causa de las «fronteras físicas» que actualmente tiene el recinto deportivo con respecto a Cartuja 93. En ese apartado deberá jugar un papel clave la revitalización de alguna instalación y sobre todo la mejora de varias parcelas en los bajos del Puente del Alamillo. En estos asuntos se va a poner a trabajar también la Gerencia de Urbanismo de Maximiliano Vílchez, que también ayer recibió el encargo por parte del alcalde.

Éstos, por otro lado, mostraron su preocupación por los mercadillos ambulantes que se instalan los fines de semana junto al río vivo, que están denunciados pero que se mantienen a la espera de que el Ayuntamiento ultime una ordenanza que los regularice definitivamente.

 
Informacion