promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Lun

18

Jun

2012

LA JUNTA, TARDE Y SIN PLAN PARA SALVAR SEVILLA PDF Imprimir E-mail

La Junta tarde y sin plan para salvar a Sevilla

En diez días la Unesco analiza en San Petersburgo la afección al paisaje del centro de Sevilla de la Torre Pelli
14 Junio 12 - - P. García

SEVILLA- «Que dé la cara por Sevilla». El alcalde lo ha pedido dos veces por escrito y otras muchas en público; ha sido algo reclamado por las asociaciones implicadas; y rogado hasta por el partido socialista en Sevilla. La defensa de la Torre Pelli requiere de la unión de las tres administraciones: Ayuntamiento,  Junta de Andalucía y Gobierno Central. José Antonio Griñán se ha inhibido demadiado tiempo y ahora, a diez días de la celebración del congreso de la Unesco, donde se decidirá si la ciudad entra en la lista de patrimonio mundial en peligro, la Consejería de Cultura anuncia que se reunirá con el Gobierno municipal para tratar sobre el rascacielos de Cajasol.



La cita llega tarde porque Zoido ya ha definido la estrategia a seguir en San Petersburgo, directamente con el Ministerio de Cultura. Su intención: convertir la defensa del patrimonio de la humanidad sevillano en una «cuestión de Estado». Para ello se vio ayer en la capital con José Ignacio Wert. Una reunión interna de la que no trascendió nada pero que recibió los parabienes del propio Juan Espadas. «Ha hecho lo que tenía que hacer, coger el toro por los cuernos», comentó el líder de la oposición, sin dejar de incidir en el tardío cambio de opinión a la hora de defender la «legalidad del proyecto».

Además, la consejería de cultura no utiliza argumentos que justifiquen su inacción tanto tiempo. Al contrario, contribuye a multiplicar el malestar en el Ayuntamiento. Y es que Luciano Alonso asegura que la consejería «sólo ha tenido conocimiento del interés por mantener una reunión por los medios de comunicación», cuando es conocido que diciembre de 2011 ya remitió una carta por escrito Juan Ignacio Zoido a Griñán alertando de éste y otros problemas de la ciudad y hace menos de un mes, el 17 de mayo, remitió otra alertando del peligro de derrumbe de Santa Catalina. 

La nueva directora general de Bienes Culturales e Instituciones Museísticas, Elia Maldonado, será la encargada de abordar los temas. Respecto a la Torre Pelli, la Junta dice haber «cumplido con sus obligaciones de salvaguarda y tutela del Patrimonio, ejerciendo las competencias derivadas de las leyes nacionales y autonómicas relacionadas con los bienes patrimoniales».
Es más, Alonso no aporta ninguna estrategia nueva y se limita a repetir que «la Junta está a  disposición de la ciudad para elaborar una defensa técnica del Patrimonio Mundial de Sevilla», la Giralda, la Catedral y el Archivo de Indias, culpando a Zoido del «ir y venir» sobre el asunto: «Quien no ha cambiado de opinión ha sido el Gobierno andaluz»

Ayuda sin cifrar a Santa Catalina
La Junta también se muestra abierta a dialogar sobre la Iglesia de Santa Catalina, recordando que «nunca se ha mantenido al margen del problema» arquitectónico pese a que el edificio lleva ocho años cerrado y pendiente de una rehabilitación que ya es «de urgencia», según los expertos. Luciano Alonso se defiende esgrimiendo que desde 1994 se han invertido «más de 770.000 euros» en la restauración del inmueble y que «gracias a este esfuerzo se ha conseguido salvar este Bien de Interés Cultural». 

Esa cantidad aproximadamente es la que el arzobispado anunció la semana pasada que destinará a la obra necesaria y sensiblemente inferior al millón de euros que el Gobierno municipal del PP, en su primer año, ha destinado a tal efecto. «La voluntad de la Consejería de Cultura y Deporte es participar en la recuperación del monumento y acordar posibles fórmulas de colaboración», expone la nota, sin cuantificar nada. Sea como fuere, son necesarios otros dos millones hasta cubrir el presupuesto y poco probable que la Junta los cubra, por lo que la aportación privada se antoja fundamental. 

 

Demoler la obra del Prado requiere licencia
La Gerencia de Urbanismo ha remarcado la necesidad de que la Universidad de Sevilla presente un proyecto de demolición y solicite la licencia urbanística preceptiva para proceder al derribo de la parte de la biblioteca del Prado de San Sebastián que se ha construido hasta ahora, en cumplimiento del auto del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA). Estos pasos deben seguirse como en el caso de cualquier otro particular, después de que el TSJA haya reclamado a la Hispalense que en el plazo de un mes informe tanto sobre el calendario de las actuaciones con las que se pretende acometer la ejecución de sentencia.

 
Informacion