promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Mar

26

Jun

2012

LA UNESCO INICIA EL JUICIO A LA TORRE PELLI POR SU IMPACTO PATRIMONIAL PDF Imprimir E-mail

Falla esta semana en San Petersburgo, donde Zoido defenderá que el rascacielos no daña al legado histórico

Día 25/06/2012 - 07.22h

La Unesco inició ayer la 36 sesión de su Comité del Patrimonio Mundial, aunque no será hasta finales de esta semana, previsiblemente el jueves, cuando aborde el tema clave para Sevilla: la aprobación, o no, del informe de Icomos que recomienda la inclusión de la Catedral, el Archivo de Indias y el Real Alcázar en la lista de patrimonio en peligro por la ejecución de un rascacielos de 178 metros de altura, la Torre Pelli, que interfiere en el paisaje histórico y resta preponderancia al icono de la ciudad: la Giralda. Durante estos días a la representación española le queda una labor ingente, la de convencer a los representantes de la Unesco, y principalmente a los 21 representantes de los países miembros del comité (Argelia, Camboya, Colombia, Estonia, Etiopía, Francia, Alemania, India, Iraq, Japón, Malasia, Mali, México, Qatar, Rusia, Senegal, Serbia, Sudáfrica, Suiza, Tailandia y Emiratos Árabes), de que el impacto de la torre se contrapone con el buen nivel de conservación de esos monumentos y su entorno más cercano y el interés de la ciudad por mantenerlo en las mejores condiciones.

 

El comité en cuestión analizará la situación de 58 sitios declarados Patrimonio de la Humanidad cuyo estado de conservación se estima puede estar en peligro por causas diversas. A la mayoría de esos lugares les advierten de su situación y les anima a adoptar medidas para paliarlas, mientras que hay siete, entre ellos Sevilla, para los que pide su inclusión directa en la lista de sitios en peligro. De ellos, tres son espacios naturales, localizados en Kenya, Rusia y Santa Lucía, a los que se recomienda su inclusión porque se persiste en proyectos tales como una presa, una mina de oro o un proyecto urbanístico; en los otros cuatro, incluido Sevilla, la afección sería a conjuntos monumentales por conflictos bélicos (caso de Mali), la falta de actuaciones para conservarlo (Panamá) o proyectos urbanísticos (caso de la Torre Pelli o del proyecto Liverpool Waters en la ciudad británica). Precisamente son los informes sobre las dos ciudades europeas los más duros; en el caso de Sevilla porque incluso se dan plazos para la paralización del proyecto (15 de agosto) y en el de Liverpool porque se advierte que si, finalmente el proyecto, que supone la ejecución de un complejo residencial de oficinas que incluyen rascacielos en el puerto de esta ciudad, se aprueba, en 2013 se le quitaría la clasificación de Patrimonio de la Humanidad.

Está previsto que todos los informes se debatan entre las sesiones que se celebrarán el miércoles y el jueves, que pueden prolongarse fácilmente hasta el fin de semana, ya que los integrantes del comité deben consensuar punto por punto de cada decisión. Si España juega bien sus bazas, Sevilla podrá defender que el impacto de la Torre Pelli no afecta a la conservación de la Catedral, el Archivo de Indias y el Real Alcázar, y lograr no ser incluida en esa lista en peligro ante su compromiso de preservar su patrimonio. El mal menor, aunque seguiría siendo un desprestigio porque Sevilla sería la primera ciudad española «castigada» por no cuidar su patrimonio, puede oscilar desde que se la incluya en esa lista hasta que, como pasó en Colonia (Alemania), la ciudad apruebe la normativa que proteja más su entorno para evitar que en el futuro se desarrollen más proyectos con edificios de altura que tergiversen el conjunto histórico.

El rascacielos de Londres, sin riesgo

 
Informacion