promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Mie

29

Ago

2012

MERCADO DE LA PUERTA DE LA CARNE TRAS EL HURACAN PDF Imprimir E-mail

El histórico edificio, ruinoso e insalubre, espera desde hace tres lustros una reforma que reclaman los vecinos

Día 24/08/2012 - 22.45h
Más de tres lustros después de ser cerrado, el antiguo mercado de la Puerta de la Carne presenta un aspecto desolador. Abandonado, en ruinas, repleto de suciedad y con grafitis y ventanales rotos como cobertura, el panorama desde su exterior es desolador. Y en su interior, el más parecido a la escena tras el paso de un huracán o un terremoto. Pese a estar ubicado en un lugar privilegiado de la ciudad, a sólo unos metros de los Jardines de Murillo y del barrio de Santa Cruz, el edificio, un ejemplo de arquitectura regionalista de los años 20, duerme el sueño de los justos sin que ninguno de los gobiernos municipales de Sevilla haya sido capaz de reformar el edificio y poner allí en marcha proyecto alguno.

Los vecinos reclaman desde hace años la reforma del inmueble y hasta han trasladado propuestas muy serias al Ayuntamiento. La última vez, en la junta de distrito del pasado junio, cuando desde la asociación de vecinos La Florida-Sevilla se volvió a pedir la rehabilitación del antiguo mercado o la búsqueda de recursos en la iniciativa privada para sufragarla, ya que las arcas públicas están como están. El Gobierno local respondió con lo que ya es casi un eslogan: no hay dinero. No obstante, preguntado por este periódico, el gabinete de Juan Ignacio Zoido aseguró que se están estudiando diversos proyectos que se han puesta sobre la mesa» para «tomar una decisión definitiva antes de final de este año sobre qué se va a hacer en el edificio».

Se retomaría, de esta manera, un asunto que lleva años atascado. En 2008, el anterior ejecutivo local, del PSOE, firmó un contrato con Sando para que la constructora-inmobiliaria realizara la reforma tanto del antiguo mercado como de la antigua Estación de Cádiz -se trataba de un proyecto común-, pero la empresa incumplió los plazos por falta de liquidez y la adjudicación se resolvió un año después. El problema es que el expediente caducó sin cerrarse del todo y hubo que esperar un año más para ponerse de nuevo en el punto de partida.

Antes se había hablado de instalar allí la sede del ICAS, un museo o, como el propio Zoido hace año y medio, cuando aún estaba en la oposición, un «nuevo centro Pompidou» para arte moderno, jóvenes creadores andaluces, cursos, talleres... Eran tiempos de menos realismo y de promesas. Ahora el vecindario insiste en «darle dignidad a un edificio histórico en pleno centro de la ciudad». El Gobierno municipal habla de final de año. ¿Será ésta la definitiva? De momento, lo único que puede decirse que se ha hecho en este mandato es tapiar las vías de acceso que había en el deteriorado recinto. Hasta ahora.

 
Informacion