promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Mie

29

Ago

2012

ICOMOS NOSABE SI LA UNESCO TRATARA LA TORRE PELLI EN JUNIO PDF Imprimir E-mail
Día 13/04/2012

Icomos mantiene su preocupación por el impacto que la Torre Pelli, por su altura de 172 metros, puede tener en la catalogación de la Catedral, el Archivo de Indias y el Real Alcázar como Patrimonio de la Humanidad que concede la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), aunque el vicepresidente de Icomos España José María García de Miguel, desveló ayer que aún no se sabe si el tema del rascacielos de Sevilla se tratará en la próxima reunión que el Comité de Patrimonio de la Humanidad celebrará en el mes de junio en San Petesburgo. Cada vez que la Unesco convoca un Comité de Patrimonio de la Humanidad, son anuales, Icomos, el organismo técnico consultivo cuyas recomendaciones son de peso pero no vinculantes como también ayer recalcó su propio vicepresidente, advierte del peligro que corre la catalogación con que cuenta Sevilla. La catalogación como Patrimonio de la Humanidad es un reconocimiento de gran valor para una ciudad turística como la capital hispalense.

 

Se trata de un debate en el que la ciudad lleva inmersa años y ayer se escribió un nuevo capítulo pues se celebró en el Ayuntamiento la primera reunión del nuevo alcalde, Juan Ignacio Zoido, con representantes de Icomos, que han recomendado en varias ocasiones la paralización del rascacielos y su recorte en altura.

En este conflicto hay seis personajes con intereses y posturas diferentes en el escenario de la ciudad de Sevilla, que sería el séptimo. Los actores son: Icomos, la Unesco, el Ayuntamiento, la Junta, el Gobierno de España y los promotores, ahora Cajasol-Caixa Bank. Veamos cuál es, en estos momentos, la postura de cada uno en el puzzle Torre Pelli-Sevilla Patrimonio de la Humanidad.

Icomos

El organismo asesor está totalmente en contra del rascacielos pues defiende que agrede al perfil de la ciudad y asegura que pone en peligro la catalogación de los tres monumentos que ya son Patrimonio de la Humanidad, por lo que Sevilla podría entrar en la lista de Patrimonio Mundial en Peligro. El vicesecretario de Icomos, Víctor Fernández Salinas, reconoció ayer que eso ha ocurrido sólo dos veces y que el procedimiento duró en el caso de Dresde 5 ó 6 años, tiempo que excede del necesario para construir la Torre Pelli. Aún así, Fernández Salinas urgió ayer al alcalde a que arbitre, «alguna señal que demuestre el cambio de actitud en Sevilla», antes de que se celebre el Comité de junio. Icomos propuso ayer al Ayuntamiento que organice una reunión con las seis partes afectadas para buscar una solución que conjugue todos los intereses y sugirió que si hay que pagar una indemnización a la promotora por parar las obras, que se hagan cargo las tres administraciones: Ayuntamiento, Gobierno Central y Junta.

Unesco

La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura no ha elaborado aún el orden del día del Comité de Patrimonio de la Humanidad de junio, pero lleva ya tres años pasando de puntillas por el tema de la Torre Pelli y pese a la preocupación de Icomos, no se pronunció de forma definitiva en los comités de Sevilla, de Brasilia, ni en el de París, tiempo que aprovechó la promotora del rascacielos para avanzar como tenía previsto.

No obstante, se produjo un punto de inflexión el pasado día 9 de enero, cuando el director del Centro de Patrimonio Mundial de la Unesco dirigió una carta a la Embajada de España en la Unesco recomendando la paralización de las obras del rascacielos por considerar que tiene «un impacto excesivo e indudablemente negativo» sobre el territorio y la percepción de los monumentos Patrimonio de la Humanidad.

Ayuntamiento

El delegado de Urbanismo, Maximiliano Vílchez, dijo ayer que el proyecto cumple la legalidad, que el Ayuntamiento no tiene dinero para pagar la indemnización y que va a convocar como muy tarde en el mes de mayo la reunión a seis bandas en busca de una solución.

Cajasol- Caixa Bank

La promotora defiende la legalidad del proyecto y reclama que se garantice la seguridad jurídica, mantiene el ritmo de las obras y ha elaborado unas alegaciones al informe de Icomos en el que, entre otras cuestiones, dice que los edificios catalogados son Patrimonio de la Humanidad por su valor como entorno colombino y no en relación al perfil de la ciudad. Una hipotética parada de las obras supondría que pediría una indemnización que se ha cifrado en unos 200 millones de euros.

Junta de Andalucía

Según el Ayuntamiento, el Gobierno andaluz es el competente en la defensa del Patrimonio Histórico y cuando informó al Ayuntamiento, previa concesión de la licencia, no advirtió problema alguno con la Torre Pelli, con lo que Urbanismo pide a la Junta «que asuma su responsabilidad».

Gobierno central

Los representantes de Icomos dejaron claro ayer que el Gobierno Central es el interlocutor con la Unesco, ni el Ayuntamiento, ni la Junta.

Sevilla

La ciudad se juega perder una catalogacion importante para su proyeccíón turística y espera la reunión de mayo.

Meliá no tiene la torre «en cartera»

 
Informacion