promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Mie

29

Ago

2012

SEVILLA UNA SOCIEDAD INMOBILIARIA "ILIMITADA" PDF Imprimir E-mail

M.J. PEREIRA

SEVILLA 08/04/2012

La falta de financiación bancaria, la especulación, la rigidez del PGOU para adaptarse a las necesidades actuales, el cierre de empresas, la caída en picado de la demanda de viviendas y oficinas... han dejado en Sevilla un reguero de edificios vacíos, algunos de ellos abandonados o en estado ruinoso, que esperan mejor suerte con un cambio de ciclo económico. Vilima, la Gavidia, Altadis, la antigua Fábrica de Sombreros o La Florida forman parte de esa gran cartera de inmuebles de la sociedad inmobiliaria «ilimitada» en la que se ha convertido la capital andaluza.

 

Puente y Pellón

 Perteneciente a la familia Lirola, los antiguos almacenes Vilima han estado abiertos desde 1963 hasta 2001. Situado en la calle Lagar esquina con Puente y Pellón, estuvo alquilado en 2009 a Hight Tech, que pretendía invertir 6 millones para la conversión del edificio en hotel de cuatro estrellas, pero finalmente no llevó a cabo el proyecto por falta de financiación, según manifestó a ABC Cesáreo Villamarín Lirola. Con 5.400 metros cuadrados repartidos en siete plantas, este edificio al que el PGOU asigna usos terciarios permanece cerrado a la espera de que se venda o alquile.

Avenida Buhaira

La multinacional andaluza Abengoa abandonó su sede central de la Avenida de la Buhaira hace dos años para instalarse en el Centro Tecnológico de Palmas Altas. Desde entonces, su edificio de la Buhaira, sigue en venta o alquiler, según fuentes de Abengoa. El inmueble tiene 8.320 metros cuadrados sobre rasante y 7.140 metros cuadrados bajo rasante, donde hay 180 plazas de aparcamiento.

Centro Histórico

La antigua comisaría de la Policía en la Plaza de la Gavidia, con 7.500 m2, se ha convertido en un fantasma que afea el centro. El Ayuntamiento compró en 2005 al Ministerio de Interior el ruinoso inmueble por 12 millones de euros, de los que 10 fueron aportados en metálico por el Consistorio y el resto en suelos. El Ayuntamiento ha ordenado descalificarlo como edificio de interés público y social, y prevé obtener 14 millones con su venta. Se interesó por el edifico Primark y Mercadona, pero la venta no fraguó.

Avenida Menéndez Pelayo

En 2001, la familia Quiroga Sartorius, los Urquijo Quiroga y otros propietarios del edificio que conforman las calles Menéndez Pelayo, La Florida y Luis Montoto, plantearon la demolición del edificio, a lo que se negó el Ayuntamiento por tener nivel de protección C, que exige respetar la fachada y la primera crujía. Los propietarios pretendieron construir seis plantas, como las concedidas por el Ayuntamiento a la sede del PSOE, situada frente a ellos, pero se les denegó. Hartos de negociar, el edificio fue vendido en 2003 por 18 millones de euros a Novaindes, que comenzó la obra de viviendas, pero el proyecto se paralizó al quebrar la empresa en 2011. Sus administradores concursales han incluido el edificio en sus activos con un valor de 45 millones de euros.

Los Remedios

La antigua fábrica de Tabaco fue construida en 1954 y reformad en 1964 en un solar de 28.651 m2, del que ocupa 8.500 m2. En 2007, Altadis cerró el edificio, que continúa teniendo uso industrial. Desde hace seis años, el Ayuntamiento de Sevilla negocia con la empresa para hacerse con el edificio. Zoido quiere cambiar sus usos en el PGOU para convertirlo en equipamiento. El PGOU sólo permite obras interiores que no afecten a su estructura y fachadas.

Nervión

En la Avenida de Ramón y Cajal, Prasa vendió al grupo Gabriel Rojas el edificio que construía en el solar de la antigua gasolinera. Los clientes que se habían comprometido a alquilar el edificio con calificación medioambiental A desistieron, por lo que Gabriel Rojas optó por paralizar la construcción de 8.500 metros cuadrados de oficinas sobre rasante y 5.500 metros cuadrados bajo rasante, un proyecto en el que preveía invertir 35 millones de euros.

Barrio de San Luis

Situado en la calle Heliotropo, del barrio de San Luis, la antigua Fábrica de Sombreros tiene un alto valor patrimonial, por lo que el PGOU protege sus naves centrales (736 m2), calificadas de equipamiento socio cultural. Perteneció al grupo inmobiliario Tempa, que asegura que pasó posteriormente al Banco Pastor, ya fusionado con el Popular. Continúa abandonado y tras haber sido «okupado» en varias ocasiones, se usa para actuaciones de flamenco, que han generado las protestas de los vecinos que exigen su derecho al descanso.

Avenida de Miraflores

Edificarte, participada en un 65% por Cajasol y actualmente en quiebra, posee la antigua Fábrica de Vidrio La Trinidad, 5.000 metros cuadrados construidos en un solar de una hectárea. Edificarte solicitó al Ayuntamiento la demolición de dos naves de la antigua fábrica, ubicada en Avenida de Miraflores. En 2011, todos los grupos municipales acordaron conservar las tres naves de la fábrica. La Junta quiere ampliar la protección que tienen sus hornos, chimenea y nave central a las naves dos y tres, calificando todo como «lugar de interés industrial». La plataforma «Salvar la Fábrica de Vidrios» pide en el lugar museo una escuela taller y un centro cívico.

 
Informacion