promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Jue

11

Oct

2012

LOS DERRIBOS CERCAN LA TRINIDAD PDF Imprimir E-mail

LA RAZON/10 DE OCTUBRE DE 2012

J.D.M

 

«Se han extralimitado en los derribos y no ha habido ningún control por parte de la Junta». Los miembros de la plataforma «Salvemos la fábrica de vidrios La Trinidad» se quedaron ayer boquiabiertos cuando entraron en el recinto y comprobaron los destrozos y el expolio al que ha sido sometido el recinto. El delegado de Urbanismo, Maximiliano Vílchez, encabezó la comitiva municipal, junto al gerente; la delegada del distrito, Evelia Rincón; la concejal de IU Josefa Medrano y varios vecinos para comprobar el estado del edificio de cara a una posible ampliación de su catalogación.


En marzo de 2011 el Ayuntamiento otorgó una licencia de demolición a la Junta Compensatoria para que realizara varios derribos. Según Julián Sobrino, miembro de la plataforma, «se han demolido elementos protegidos y otros que eran de gran interés», citando las calderas antiguas y la instalación aérea de una de las naves.
Por este motivo, Sobrino exigió la creación de una comisión técnica de peritaje que dictamine «cuáles han sido los daños causados, quiénes sus responsables jurídicos y la localización, posiblemente en chatarrerías, de los bienes desaparecidos».

Recientemente, el colectivo elevó una denuncia a la Fiscalía en la que detallaba los destrozos y robos de los que tenía constancia. Con estos nuevos datos, se ampliará la denuncia porque «el estado de conservación del edificio es mucho más preocupante de los que pensábamos».

Por su parte, Vílchez señaló que se tratará con las partes implicadas –la Junta de Andalucía y la Junta Compensatoria– «la posibilidad de cumplir el acuerdo de marzo de 2002, por el que se aprobaba el plan especial de reforma para ampliar la protección de todas las naves de esta antigua fábrica». En el caso de que los técnicos de Urbanismo «concluyeran que se ha demolido más de lo que correspondía demoler, se pedirán responsabilidades».

Cabe recordar que los vecinos vienen denunciando los destrozos y el robo de los elementos arquitectónicos de este espacio, incluso la presencia de ocupas. La plataforma persigue que se ubique en el recinto un centro cívico, una escuela taller y un museo sobre la fabricación artesanal del vidrio.
 

 
Informacion